CrediMarket

Simulador y calculadora de hipotecas con carencia

Haciendo simulaciones con la calculadora online conocerás la cuota mensual y el importe total que pagarías por tu hipoteca con y sin carencia.

Introduce los siguientes datos para comparar tu hipoteca con o sin carencia
años
Tipo de interés:
+
%
%
%

CrediMarket Noticias

Toda la actualidad sobre banca y su oferta de productos

Ayuda sobre hipotecas (noviembre de 2017)
¿Tienes dudas? Aquí las resolvemosHacer una pregunta ¡Ya hemos respondido 92875 preguntas!

Tras sus aparentes ventajas, la carencia sea total o parcial,tiene importantes repercusiones sobre las cuotas futuras ya que la cuota mensual aumenta. En la carencia parcial,tendremos que amortizar el mismo capital durante un período más pequeño de tiempo; en la carencia total además del capital aplazado, los intereses que no paguemos durante ese tiempo también se sumarán a la deuda.

 

Algunos préstamos hipotecarios y personales ofrecen la posibilidad de pagar durante un periodo únicamente los intereses generados, sin tener amortizar capital, esto es la carencia parcial. En algunos casos puntuales se ofrece la posibilidad de no pagar nada (ni intereses ni capital) durante un periodo, lo que se denomina la carencia total.

Un periodo de carencia hipotecaria es muy útil para aquellas personas que acaban de comprar una vivienda y que, durante un tiempo (varios meses, un año, dos años...) después de la compra, no pueden hacer frente a los pagos de toda la cuota de la hipoteca.

También es muy útil por ejemplo para estudiantes que quieren financiar sus estudios y que, durante la realización de los mismos, no pueden pagar cuotas mensuales elevadas.

Sin embargo es importante tener en cuenta que el hecho de no pagar la totalidad de la cuota del préstamo durante unos meses, hace que incremente el importe de las cuotas finalizado el periodo de carencia. Lo que en total incrementa el coste total del préstamo.

Con la calculadora de préstamos con carencia puedes comparar el importe total que pagarías con y sin carencia parcial.

Puede ocurrir que durante este primer tiempo en el cual no se amortiza deuda, se vayan pagando periódicamente los intereses a medida que éstos se van devengando y con la periodicidad acordada: estamos refiriéndonos a préstamos con carencia parcial o de capital.

Cuando durante este primer período no se realiza pago alguno, estamos ante una carencia total. En este último caso, los intereses devengados y no satisfechos se acumularán al capital de partida (capitalización de intereses).

Es el periodo de vida del préstamo durante el cual el titular solo paga intereses, reduciéndose la cuota del mismo, al no tener que afrontar la amortización del préstamo hasta transcurrido ese plazo. 

Solicitar un período de carencia al banco, nos permite aplazar durante un tiempo determinado el pago de las cuotas de la hipoteca o, al menos, reducir considerablemente su importe. Hay que tener en cuenta que a la larga esta alternativa puede provocar que el consumir tenga que pagar más intereses por su préstamo. 

¿Tienes dudas? Aquí las resolvemosHacer una pregunta ¡Ya hemos respondido 92875 preguntas!

Ver más preguntas

Últimas noticias sobre Simulador y calculadora de hipotecas con carencia
Calcula y haz números con cualquier hipoteca
CrediMarket Noticias (noviembre de 2017) Ver CrediMarket Noticias
CrediMarket