CrediMarket

Compara los préstamos para autónomos

Si quieres emprender o crecer como autónomo, te ayudamos a financiar tu negocio. Recopilamos los préstamos para autónomos que puedes utilizar para empezar o expandir tu negocio. Puedes calcular las cuotas y solicitarlo online en menos de 2 minutos.

  • Importe:
    Importe
    Otra cantidad:
  • Plazo:
    Plazo
    Otra cantidad:
    años
  • Entidad:
    Todas
    Limpiar filtros
Préstamo Interés (T.I.N.)iCuota mensualFinanciación máx.Comisión apertura
3 préstamos encontrados
Respuesta InmediataGedesco

Descuento de Pagarés de Gedesco

Desde 0,35 % Desde 210,00 € Hasta N/A N/A
Respuesta InmediataGedesco

Factoring Gedesco

Desde 0,35 % Desde 210,00 € Hasta N/A N/A
Respuesta InmediataBanco Sabadell

Préstamo Sabadell para clientes de Banco Sabadell

Desde 8,25 % Desde 245,00 € Hasta 60.000 € 2,50 %
¿Qué es el tipo de interés? El interés es el coste que tiene para ti el dinero que debas en cada momento. La entidad financiera cobrará el dinero prestado más ese coste. El interés puede ser de dos tipos: fijo o variable. En el interés fijo el coste no cambiará en toda la vida del préstamo. Con el interés variable el coste variará periódicamente, trimestral, semestral o anualmente según el contrato del préstamo. El interés variable se determinará sumando el valor de un índice de referencia (habitualmente el Euribor) a una cantidad fija llamada diferencial. Cuanto menor sea el tipo de interés -en un préstamo a interés fijo- o el diferencial -en los préstamos a interés variable- menor será la cantidad total a pagar. ¿Dudas? Haz una pregunta
Préstamos para autónomos

Te explicamos todos los detalles acerca de los préstamos para autónomos, las posibilidades de financiación que existen para un negocio y los requisitos que se tienen que cumplir. Y si eres emprendedor y buscas financiación para tu proyecto, en el comparador de préstamos de CrediMarket te ayudamos, fácil, gratis y sin compromiso, a encontrar y conseguir la mejor opción para ti.

Qué son los préstamos para autónomos

Los préstamos para autónomos son un tipo de financiación destinada a poner en marcha un negocio, impulsarlo o modernizarlo o hacer frente a un imprevisto, como la compra de material extra, nueva maquinaria o abonar la factura de un proveedor que se ha encarecido más de lo previsto.

Cualquier proyecto puede necesitar de liquidez en uno u otro momento y es justo para cubrir esta necesidad que los bancos y financieras comercializan los préstamos para autónomos, que pueden ser de diferentes tipos en función de la finalidad para la que se pidan.

Y es que, a ojos de un banco, no es lo mismo solicitar financiación para invertir en la expansión de un negocio que para pagar alguna deuda que se pueda tener.

Finalidades de los préstamos para autónomos

Las finalidades por las que un emprendedor solicita financiación pueden ser variadas y dependerán de las necesidades de su negocio. Con todo, y según ha podido constatar el comparador de préstamos para autónomos de CrediMarket, hay algunas que se repiten más que otras. Aquí te indicamos cuáles son las más habituales:

  • Poner en marcha un negocio: emprender una actividad implica una inversión inicial que puede ser de mayor o menor magnitud, en función del tipo de proyecto. Así, se puede necesitar dinero para alquilar o comprar un local comercial o industrial, contratar personal, adquirir equipos (ya sea maquinaria u ordenadores...). En todos estos casos, si no se dispone de liquidez o de un inversor capitalista, es necesario recurrir a un préstamo para autónomos.
  • Ampliar el negocio: es otra de las finalidades que nos podemos encontrar entre los créditos para autónomos. En este caso, se incluiría la adquisición de unas oficinas mayores, la contratación de personal, abrir una nueva sucursal en otra ciudad o país...
  • Cubrir un imprevisto: los negocios están repletos de imprevistos. Desde tener que arreglar la rotura de alguna máquina primordial para nuestra producción o tener comprar una nueva a hacer un pago que teníamos contemplado, pero al podemos hacer frente por el impago de un cliente.

Préstamos y créditos para autónomos

Existen diferentes clases de financiación destinadas a trabajadores autónomos. La contratación de una u otra dependerá de cuál sea la necesidad a cubrir. En este apartado te detallamos cómo son los préstamos y créditos para autónomos, una de las vías más habituales

  • Préstamos para autónomos: tienen un tipo de interés que suele ser fijo, el plazo de amortización puede alargarse más que en un préstamo personal al uso y llegar a los 15 años. En cuanto al importe, puede alcanzar los 75.000 euros. Se suele solicitar al inicio del negocio o para renovar el material actual.
  • Líneas de crédito para autónomos: se dispone de un importe que puede o no usarse en parte o en su totalidad durante un plazo determinado de tiempo: 12 meses, 24 meses… Se pagan intereses en función del dinero utilizado. Se accede a ellas cuando el negocio ya está en marcha y nos ayuda a cubrir ciertos huecos que no podemos afrontar como teníamos previsto.
  • Préstamos personales para autónomos: Es posible que un autónomo tenga que llevar a cabo un proyecto privado (unas obras en casa, una celebración, un tratamiento médico... En esos casos, puede recurrir, como haría un trabajador por cuenta ajena, a un préstamo personal.

Préstamos para autónomos con inversión ajena

Los préstamos para autónomos con inversión ajena son un tipo de financiación en la que no intervienen ni un banco ni una entidad de crédito si no que se obtiene a través del dinero de terceros. Aunque puede haber más, existen dos grandes tipos:

  • Crowdlending: A través de plataformas P2P, se pone en contacto a profesionales que buscan financiación con inversores. El autónomo indica la cantidad de dinero que necesita y para qué mientras que la plataforma analiza los riesgos de la inversión y establece el tipo de interés que aplicará al préstamo y los beneficios que se llevarán los inversores.
  • Venture Capital: Habitualmente se utiliza para iniciar un negocio. En este caso, los inversores eligen los proyectos en los que quieren poner su capital.

Préstamos para autónomos con garantías hipotecarias

Los préstamos para autónomos con garantía hipotecaria son un tipo de financiación en los que se obtiene una cantidad concreta de dinero ofreciendo un aval. Es decir, un bien que cubrirá la deuda en caso de impago.

Te explicamos a continuación los préstamos con garantía hipotecaria más comunes para autónomos:

  • Hipotecas para autónomos: es posible que en un negocio se tenga o salga la oportunidad de comprar un local comercial, una nave, unas oficinas… En estos casos, se puede solicitar una hipoteca para local comercial, a tipo fijo o tipo variable. Los intereses son más elevados que los de una hipoteca para una vivienda y financian hasta el 70 % del valor de tasación del inmueble. Los plazos de amortización no suelen alargarse más de 15 años.
  • Préstamos con garantía hipotecaria: son créditos para autónomos que suelen conceder empresas de capital privado. En estos casos, se da como garantía una vivienda que está al nombre del emprendedor. Se suele utilizar cuando se inicia un negocio, ya que da la oportunidad de conseguir grandes sumas de dinero. Con todo, hay que tener en cuenta que estas varían en función del valor de tasación del inmueble en cuestión.

Préstamos para autónomos cuando el negocio está en marcha

Una vez se tiene el negocio en marcha, es posible que se necesite optar a algún tipo de financiación. Estos son los principales préstamos para autónomos que, al respecto, podemos encontrar:

  • Leasing, confirming y renting: son opciones de financiación a medio y largo plazo. Con ellas tienen la posibilidad de alquilar un bien (maquinaria, ordenadores, furgonetas, etcétera) durante un tiempo determinado. Al final del plazo, se puede renovar el contrato de alquiler, comprar el objeto del que se haya estado disfrutando o devolverlo a la entidad bancaria.
  • Factoring o adelanto de facturas: En general, es un modo de financiación que adelanta el cobro de facturas que tiene pendiente. Cuando llega el pago, es la entidad prestamista quien lo ingresa.

Préstamos rápidos para autónomos

Es muy posible que un trabajador autónomo necesite financiación urgente para cubrir un imprevisto. Por ejemplo, porque se le estropea una máquina necesaria o porque contaba con un ingreso para hacer unos pagos y ese dinero no llega. Para estos casos, existen diferentes tipos de préstamos rápidos.

  • Créditos rápidos: están a medio camino entre los minicréditos y los préstamos personales para autónomos. Facilitan hasta 15.000 euros de forma rápida (el dinero está ingresado en no más de 48 horas). Los tipos de interés son más altos que los de un préstamo personal y los plazos de amortización pueden moverse entre los seis meses y seis años.
  • Minipréstamos rápidos: conceden hasta 1.000 euros que se tienen de devolver en un corto periodo de tiempo (a lo sumo un par de meses). Por su coste elevado, se trata de un tipo de financiación a la que solo se tiene que recurrir cuando se debe hacer frente a un gasto inesperado y urgente. Hay entidades que conceden este tipo de créditos a personas que están en listados de morosidad.
  • Tarjetas de crédito para autónomos: nos permiten disponer de un dinero sin que este se encuentre en la cuenta. Además, nos ofrecen modalidades de pago flexibles. Los tipos de interés que aplica son bastante más elevados que los de un préstamo personal y, en ocasiones, de un préstamo rápido.

Préstamos ICO para autónomos

Los préstamos ICO para autónomos también son conocidos como Líneas de Mediación o Líneas ICO. Están destinados a pequeñas y medianas empresas y emprendedores (en ocasiones también los pueden solicitar comunidades de vecinos, para obras de rehabilitación). Tienen unos intereses y condiciones más ventajosas que los préstamos personales.

Entre sus finalidades, destacamos las líneas para empresas y emprendedores, para fomentar la digitalización de una compañía o para su internacionalización.

Define sus condiciones el Instituto de Crédito Oficial (ICO), que depende del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, pero los comercializan entidades con las que tienen acuerdos (BBVA, Banco Sabadell, CaixaBank...). De hecho, la última palabra acerca de su concesión la tienen los bancos.

Requisitos de los préstamos para autónomos

Más allá de ser mayor de edad, disponer toda la documentación al día y presentar todos los papeles que le pidan, un autónomo de cumplir con todos estos requisitos para poder acceder a un préstamo personal. Aunque cada banco o entidad puede tener sus propias exigencias, estos son los más comunes:

  • No estar en un listado de morosidad, ya que frena la concesión de cualquier tipo de financiación (se sea o no autónomo). Con todo, hay excepciones y hay entidades que conceden préstamos a personas inscritas en estos listados siempre y cuando la deuda por la que les han apuntado no sea bancaria.
  • Tener unos ingresos constantes ayuda a conseguir financiación. Sabemos que los ingresos de un autónomo pueden variar cada mes, pero cuando vaya a pedir financiación se le pedirán justificantes de cuál es su facturación.
  • Tener un correcto nivel de endeudamiento. El banco estudiará las otras deudas que se tienen (si las hay) para asegurarse que, en caso de padecer una disminución de los ingresos, va a poder afrontarlas.
  • Que el negocio tenga cierta antigüedad no es un requisito ni un factor determinante a la hora de conceder financiación, pero sí da confianza.
  • En la línea, tener vinculación con la entidad puede ayudar a la hora de acceder a una financiación. Y es que, si ya somos clientes de un banco, y este conoce nuestros números, puede facilitar y agilizar el proceso. Por ejemplo, tendremos que presentar menos documentación.

Documentación de los préstamos para autónomos

A la hora de responder a una solicitud de financiación, las entidades suelen pedir a los autónomos ciertos documentos con los que analizarán su perfil financiero y crediticio. Dicho de otro modo, si van a poder devolver el dinero en el plazo acordado, sin problemas ni retrasos.

Estos son los documentos más habituales que se tienen que presentar cuando se va a pedir un préstamo para autónomos:

  • Documento de identificación (DNI o NIE).
  • Documento de alta como autónomo.
  • Copia de la declaración de la renta de los últimos años, con resúmenes anuales de IVA o IRPF o sociedades.
  • Últimos pagos de la Seguridad Social.
  • Documentos que argumenten la antigüedad del negocio.
  • Justificantes de ingresos.
  • Justificantes de otras deudas que se pudieran tener.
  • Plan de negocio en caso de ser necesario.

Además, hay entidades que piden a los solicitantes de un préstamo para autónomos, que sus negocios cumplan con ciertos requisitos previos. Como, por ejemplo, que sean cliente del banco desde hace algún tiempo y que su empresa esté registrada en España y tenga unos ingresos mínimos.

¿Hay préstamos para autónomos con Asnef?

Conseguir un préstamo personal cuando se tienen deudas impagadas es complicado, tanto si se es autónomo como si se trata de un trabajador por cuenta ajena. De hecho, consultar los listados de morosidad es de uno de los primeros aspectos que revisan bancos y entidades de crédito antes de aprobar una solicitud de financiación.

Pero difícil no es complicado, y se puede conseguir un préstamo aunque se esté en Asnef. Eso sí, existen algunas posibilidades:

  • Minipréstamos para autónomos con Asnef: existen financieras que comercializan minipréstamos a personas que aparecen en listados de morosidad por deudas pequeñas y que no se han adquirido con un banco o una entidad de crédito. Pero recuerda que se desaconseja la contratación de minicréditos como forma de financiación habitual ya que tienen un corto plazo de amortización y un alto coste.
  • Préstamos con garantía hipotecaria: hay establecimientos financieros de crédito que comercializan préstamos con garantía hipotecaria a autónomos que están en listado de morosidad. Para ello deben presentar una garantía, un inmueble o un vehículo, que se tasa y sirve de aval en caso de impago.

¿Cuáles son los mejores préstamos para autónomos?

El mejor préstamo para un autónomo será aquél que cubre la necesidad que se tenga en el momento en el que se tiene que solicitar (ya sea conseguir liquidez o hacer una inversión, entre otros) y no supone un ahogo para la economía del negocio.

Como cuando se pide cualquier tipo de financiación, antes de solicitar un préstamo para autónomos es necesario tener en cuenta varios aspectos. Primero, se debe valorar la oferta de las entidades con las que se opera de forma habitual. Y es que, si nuestro negocio tiene los números saneados, es posible que nos den el crédito con menor papeleo.

Con todo, y como siempre recomendamos, no debemos descartar otras opciones. En este sentido, el comparador de préstamos para autónomos de CrediMarket te será de gran utilidad. Sea como sea, te recordamos qué aspectos se deben tener en cuenta antes de contratar un crédito:

  • Tipo de interés: Cuanto más bajo, más reducidas serán las letras
  • Plazo de amortización: En la medida de lo posible, cuanto más breve mejor ya que se acabarán pagando menos intereses
  • Evita las comisiones o redúcelas al máximo
  • No pidas más dinero del necesario ya que si solicitas un importe más elevado, acabarás pagando más intereses.

Compara créditos para autónomos en Credimarket

Si vas a montar o tienes un negocio y estás buscando financiación, el comparador de préstamos para autónomos de CrediMarket es tu sitio. Y es que en pocos clics te ofreceremos, gratis y sin compromiso, una propuesta personalizada con los préstamos que mejor te pueden ir en función de tus necesidades y perfil. Para ello, solo tendrás que responder a varias preguntas. Las siguientes:

  • ¿Cuánto dinero necesitas?
  • Para qué. Marca la opción “ayuda negocio”.
  • A cuánto ascienden tus ingresos mensuales.
  • Marca la opción “autónomo” en el apartado situación laboral.
  • Cuándo empezaste tu actividad.
  • Indica si tu empresa está afectada por un ERTE.
  • Señala si estás o no en un listado de morosidad.
  • Pon tu nombre y apellidos, tu fecha de nacimiento y nacionalidad.
  • Tu correo electrónico y teléfono para que nuestros expertos, si así lo deseas, contacten contigo y te ayuden a elegir el mejor préstamo para autónomos para ti.

Alternativas a los préstamos para autónomos

Entre los grandes problemas que se encuentran los autónomos y emprendedores está la de conseguir financiación, sobre todo, para poner en marcha un negocio. Más allá de las vías tradicionales, como préstamos y líneas de crédito que se pueden encontrar en entidades bancarias o inversores, algunas administraciones (estatal, autonómica o local) dan subvenciones.

Normalmente, estas ayudas van destinadas a crear o modernizar y digitalizar una empresa, o para impulsar el empleo en determinados sectores.

Las ayudas existentes varían en función del territorio es por eso que, en este sentido, te recomendamos que visites las páginas de asociaciones de autónomos en España o de la administración local a la que pertenezcas.

¿Cuánto dinero puedo pedir para empezar en un préstamo para autónomos?

Depende. Cada negocio tiene sus propias necesidades. Así que se hace muy difícil saber qué importe exacto se necesita para emprender un negocio. Por ejemplo, en principio, las necesidades de inversión de una empresa de negocios son diferentes a las de una industrial.

Para saber qué inversión inicial necesitas, te recomendamos que hagas un plan de negocios. Con él, podrás ver cuáles son las necesidades que tiene tu proyecto en sus inicios y, a partir de ahí, estimar los costes.

¿Con qué dificultades me puedo encontrar al pedir un préstamo para autónomos?

Las principales dificultades con las que se encuentran aquellos emprendedores que van a pedir un préstamo para autónomos es la cantidad de papeleo a la que tienen que hacer frente. Y es que las entidades piden mucha documentación para comprobar la solvencia del prestatario así como la viabilidad de la operación.

En este sentido, tendrán en cuenta es el hecho de que los ingresos de un trabajador autónomo son irregulares y mirarán cuáles son. También comprobarán que no se figura en ningún listado de morosidad, que el negocio no está sobre endeudado y que tiene cierta trayectoria.

Finalmente, es posible que, en función del negocio, hagan presentar avales que pueden ser materiales (un inmueble o un vehículo, por ejemplo) o personales (alguien que responderá de las cuotas en caso de impago).

j b CrediMarket
Email incorrecto
J
Contraseña incorrecta
¿Has olvidado tu contraseña?

Registrar cuenta
Email incorrecto
Es el nombre que te aparecerá en tus preguntas y respuestas.
Email incorrecto
No se mostrará públicamente.
J
Contraseña incorrecta
Seguridad baja
Para que tu contraseña sea válida debe combinar mayúsculas y minúsculas, tener 10 caracteres y al menos uno de ellos ser un número o signo de puntuación
Seguridad mejorable
Para que tu contraseña sea válida debe combinar mayúsculas y minúsculas, tener 10 caracteres y al menos uno de ellos ser un número o signo de puntuación
Seguridad buena
Para que tu contraseña sea válida debe combinar mayúsculas y minúsculas, tener 10 caracteres y al menos uno de ellos ser un número o signo de puntuación
Seguridad óptima
Para que tu contraseña sea válida debe combinar mayúsculas y minúsculas, tener 10 caracteres y al menos uno de ellos ser un número o signo de puntuación
J
Contraseña incorrecta