CrediMarket
Bankimia ahora es CrediMarket

Préstamos destacados

Analiza la oferta de préstamos personales y créditos que no exigen domiciliar la nómina para su contratación. Compara gratis sus características y contrata el más adecuado para ti 'online' y al instante.

Préstamo Interés (T.I.N.)iCuota mensualFinanciación máx.Comisión apertura
29 préstamos encontrados
Respuesta InmediataCetelemPréstamo Cetelem Desde 6,95 % 120,00 € Hasta 50.000 € 0,00 %
ver detalles
Respuesta InmediataWiZinkTarjeta de Crédito WiZink Desde 24,00 % 163,00 € Hasta 10.000 € 0,00 %
ver detalles
IberCajaPréstamo Credifondo Desde 0,00 % 104,00 € Hasta 60.000 € N/A
ver detalles
ExcelendPréstamo Personal Desde 4,08 % 113,00 € Hasta 15.000 € 0,00 %
ver detalles
CofidisCrédito Proyecto cofidis Desde 4,95 % 115,00 € Hasta 15.000 € 0,00 %
ver detalles
Caixa GuissonaCrédito Consumo Desde 5,25 % 116,00 € Hasta 30.000 € 0,00 %
ver detalles
IberCajaPréstamo Ibercaja Directo Desde 5,90 % 117,00 € Hasta 60.000 € 0,00 %
ver detalles
BBVAPréstamo Premium Banca Privada Desde 5,95 % 117,00 € Hasta 75.000 € 0,90 %
ver detalles
Banco CaminosCreditodo (Menores de 35 años) Desde 6,50 % 119,00 € Hasta 60.000 € 0,95 %
ver detalles
Younited CreditPréstamo Younited Credit Desde 7,07 % 120,00 € Hasta 40.000 € N/A
ver detalles
BBVAPersonal Online (sin vinculación) Desde 7,95 % 122,00 € Hasta 75.000 € 2,30 %
ver detalles
IberCajaPréstamo Ocasión (Hasta 60 meses) Desde 8,25 % 123,00 € Hasta 60.000 € 1,00 %
ver detalles
CofidisCrédito Proyecto Celebraciones Desde 8,95 % 124,00 € Hasta 15.000 € 0,00 %
ver detalles
CofidisC.Proyecto Instrumento musical Desde 8,95 % 124,00 € Hasta 15.000 € 0,00 %
ver detalles
CofidisC. Proyecto Tratamiento dental Desde 8,95 % 124,00 € Hasta 15.000 € 0,00 %
ver detalles
  • Importe:
    Otra cantidad:
  • Plazo:
    Otra cantidad:
    años
  • Entidad:
    Todas
    Limpiar filtros
¿Qué es el tipo de interés? El interés es el coste que tiene para ti el dinero que debas en cada momento. La entidad financiera cobrará el dinero prestado más ese coste. El interés puede ser de dos tipos: fijo o variable. En el interés fijo el coste no cambiará en toda la vida del préstamo. Con el interés variable el coste variará periódicamente, trimestral, semestral o anualmente según el contrato del préstamo. El interés variable se determinará sumando el valor de un índice de referencia (habitualmente el Euribor) a una cantidad fija llamada diferencial. Cuanto menor sea el tipo de interés -en un préstamo a interés fijo- o el diferencial -en los préstamos a interés variable- menor será la cantidad total a pagar. ¿Dudas? Haz una pregunta
Ayuda sobre préstamos personales (octubre de 2017)
Preguntas frecuentes

Conseguir un préstamo sin tener nómina es difícil pero no imposible. A cambio de ello, la entidad solicitará la documentación necesaria que acredite que el solicitante va a recibir unos ingresos periódicos, suficientes para hacer frente al pago de las cuotas del préstamo: extractos de cuentas en otras entidades, etc.

 

Las entidades que conceden préstamos sin nómina suelen pedir al cliente que justifique mediante algún ingreso o justificante que recibe ingresos oficiales de manera regular.

Los préstamos sin nómina están destinados para personas que tengan ingresos y no sean oficiales, o dispongan de ayudas.

Se trata de una solicitud más complicada, pero actualmente en el mercado existen los préstamos sin nómina, que guardan características similares a los préstamos que se conceden con nómina. La única diferencia es que habrá que justificar al banco, con documentación, de dónde provienen los ingresos. En este caso, sería con el subsidio por desempleo. 
 
Lo importante es convencer y demostrar a la entidad financiera que se tiene capacidad de pago y de ahorro suficiente para cumplir con el abono del préstamo que se ha solicitado. Además de la documentación requerida, el banco comprobará que el solicitante ha cumplido en el pasado con sus obligaciones financieras (historial crediticio), que no figura en un fichero de morosos y que acredita bienes y activos en su patrimonio.
 

La nómina es uno de los documentos que los bancos piden para hacer el estudio de la concesión de un préstamo o crédito personal. Se trata, quizás, del documento más importante para el banco pues contiene información muy valiosa sobre la solvencia, capacidad de pago, estabilidad de los ingresos y del trabajo. Datos todos ellos básicos para obtener un perfil de riesgo inicial del solicitante de financiación.

Hay otros datos, también muy importantes, que los bancos extraen del contenido de la nómina como pueden ser la antigüedad en la empresa, categoría profesional, sector al que pertenece la empresa donde trabaja el solicitante, posibles anticipos, préstamos o embargos que se descuentan directamente del salario, detalle de cada uno de los conceptos que componen el total de la retribución (alguno de los cuales pueden ser considerados ingresos variables y no fijos, como pueden ser dietas, horas extras, pluses, transporte etc…)

Con todos estos datos, la entidad financiera no solo es capaz de establecer un perfil de riesgo actual del solicitante, sino también de prever las posibilidades de problemas a futuro, lo cual tendrá en cuenta para establecer el plazo de duración del préstamo o crédito solicitado.

Con toda la información que le facilita al banco un solo documento “nómina”, es fácil entender porque les gusta tanto a los bancos disponer de la misma dentro de la documentación que solicitan al cliente y porque, resulta mucho más fácil que accedan a la concesión de un préstamo o crédito a un asalariado que a un autónomo, profesional, desempleado o ama de casa.

Si el solicitante no dispone de nómina es más difícil, pero no imposible, conseguir un préstamo o crédito personal. Para ello y según sea su fuente de ingresos, el banco requerirá documentación adicional suficiente, para intentar conseguir información similar a la que le facilita una nómina, para establecer el perfil de riesgo y solvencia del cliente.

En este caso es muy importante aportar al banco la máxima documentación disponible sobre la regularidad y estabilidad de los ingresos, extractos de cuentas en otros bancos con el detalle de ingresos, gastos y saldos mantenidos.

En definitiva, se trata de convencer y demostrar al banco de que se tiene capacidad de pago y de ahorro suficiente para cumplir puntualmente con el pago del préstamo que se está solicitando.

Además de la documentación que acredita los ingresos del solicitante, los bancos comprobarán que se cumplen los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de 18 años.
  • Historial crediticio. No haber incumplido en el pasado sus obligaciones financieras.
  • No figurar en un registro de impagos. Los ficheros de morosos más habituales para las personas físicas son el de ASNEF y RAI.
  • Acreditar los bienes y activos de su patrimonio.
  • Justificar otras deudas o préstamos, que deberán coincidir con el registro CIRBE del Banco de España.
Preguntas de usuarios

Ver más preguntas

CrediMarket Noticias
(octubre de 2017)
CrediMarket