CrediMarket

Las mejores hipotecas para segunda vivienda

Banco Sabadell
TAE5,10%
1 año: TIN 2,00%
Resto años: Euribor + 0,40%
  • Plazo máx. 30 años
  • Contratar 4 productos adicionales
Openbank
TAE3,40%
Primeros 10 años: TIN 2,63%
Resto años: Euribor + 0,55%
  • Plazo máx. 30 años
  • Contratar 3 productos adicionales
BBVA
TAE5,08%
1 año: TIN 1,99%
Resto años: Euribor + 0,60%
  • Plazo máx. 31 años
  • Contratar 3 productos adicionales
Openbank
TAE4,63%
1 año: TIN 1,60%
Resto años: Euribor + 0,60%
  • Plazo máx. 30 años
  • Contratar 3 productos adicionales
Banco Sabadell
TAE4,60%
Primeros 3 años: TIN 2,10%
Resto años: Euribor + 0,70%
  • Plazo máx. 30 años
  • Contratar 2 productos adicionales
Openbank
TAE3,60%
Primeros 10 años: TIN 3,13%
Resto años: Euribor + 1,05%
  • Plazo máx. 30 años
  • Contratar 0 productos adicionales
Openbank
TAE4,87%
1 año: TIN 2,10%
Resto años: Euribor + 1,10%
  • Plazo máx. 30 años
  • Contratar 0 productos adicionales
iahorro
TAE2,93%TIN: 1,00%
Años 30 Plazo máx.
  • Contratar 0 productos adicionales
Banco Sabadell
TAE5,44%
1 año: TIN 3,00%
Resto años: Euribor + 1,40%
  • Plazo máx. 30 años
  • Contratar 0 productos adicionales
BBVA
TAE5,68%
1 año: TIN 1,99%
Resto años: Euribor + 1,60%
  • Plazo máx. 31 años
  • Contratar 0 productos adicionales
Banco Sabadell
TAE5,26%
Primeros 3 años: TIN 3,00%
Resto años: Euribor + 1,60%
  • Plazo máx. 30 años
  • Contratar 0 productos adicionales
h2b Hipotecas
TAE2,49%TIN: 1,99%
Años 30 Plazo máx.
  • Contratar 0 productos adicionales
Grocasa
TAE3,15%TIN: 2,25%
Años 30 Plazo máx.
  • Contratar 3 productos adicionales
GoHipoteca
TAE2,60%TIN: 2,40%
Años 30 Plazo máx.
  • Contratar 0 productos adicionales
gibobs
TAE2,91%TIN: 2,55%
Años 30 Plazo máx.
  • Contratar 0 productos adicionales
32 hipotecas encontradas
¿Qué es el tipo de interés? El interés es el coste que tiene para ti el dinero que debas en cada momento. La entidad financiera cobrará el dinero prestado más ese coste. El interés puede ser de dos tipos: fijo o variable. En el interés fijo el coste no cambiará en toda la vida del préstamo. Con el interés variable el coste variará periódicamente, trimestral, semestral o anualmente según el contrato del préstamo. El interés variable se determinará sumando el valor de un índice de referencia (habitualmente el Euribor) a una cantidad fija llamada diferencial. Cuanto menor sea el tipo de interés -en un préstamo a interés fijo- o el diferencial -en los préstamos a interés variable- menor será la cantidad total a pagar. ¿Dudas? Haz una pregunta
Hipoteca segunda vivienda: cómo conseguirla

Las hipotecas segunda vivienda son un tipo de financiación cuya finalidad principal es la compra de una residencia que no va a ser nuestro hogar habitual. Aunque no deja de ser una hipoteca, el hecho de que se pida para una segunda residencia hace que tenga ciertas peculiaridades.

Por si te estás planteando solicitar una, en este apartado te respondemos a todas las preguntas que puedas tener sobre las hipotecas para una segunda residencia. Y si quieres ver sus condiciones, aquí tienes nuestro simulador de hipotecas.

Qué es una hipoteca segunda vivienda

Una hipoteca para una segunda vivienda es un préstamo hipotecario que se solicita para adquirir un inmueble que no va a ser utilizado como residencia habitual. Estamos hablando de una casa de veraneo o una inversión (comprar una vivienda para revenderla a mayor precio o alquilarla).

Las hipotecas segunda vivienda son financiaciones a muy largo plazo, como cualquier hipoteca convencional. Con todo, entre ambas hay ciertas diferencias.

Así, el acceso a una hipoteca para una segunda vivienda es más exigente y restringido que para una al uso. Igualmente, sus características son diferentes: cuentan con menores plazos de amortización y porcentajes de financiación así como intereses más elevados.

Cómo son las hipotecas segunda vivienda

Una hipoteca para segunda una segunda vivienda no deja de ser una hipoteca. Con todo, para los bancos es una operación con mayor riesgo. El principal motivo, de sentido común: ante un momento de complicación económica, el titular optará por dejar de pagar la hipoteca sobre una segunda residencia en lugar de la que pueda tener sobre vivienda habitual.

Y es precisamente por este motivo que las hipotecas para una segunda residencia tienen unas características más restringidas:

  • Las hipotecas para segundas viviendas se pueden contratar a interés fijo o interés variable.
  • Financian, como mucho, hasta el 70 % del valor de tasación o compraventa de la segunda residencia (una hipoteca convencional alcanza el 80 % y, a veces, incluso podemos encontrar hipotecas 100 %).
  • Los plazos de amortización de las hipotecas para una segunda residencia no superan los 25 años. Aunque lo habitual es que alcancen los 30 años como mucho, en el mercado convencional existen, aunque pocas, hipotecas a 40 años.
  • Los tipos de interés de las hipotecas para segundas residencias suelen ser más elevados que los de una hipoteca al uso.

Requisitos de las hipotecas para segundas residencias

Para poder acceder a una hipoteca segunda residencia vas a tener que cumplir unos requisitos si no los reúnes, difícilmente podrás acceder al préstamo. Además, debes tener en cuenta que las condiciones que te va a requerir son bastante más exigentes que las que se solicitan cuando pides una hipoteca convencional.

Recuerda que una hipoteca segunda residencia es, para los bancos, una operación financiera de riesgo elevado ya que consideran que, ante una reducción hipotética de ingresos, antes se dejará de pagar el préstamo de la vivienda que no es la habitual que la de la primera residencia.

Partiendo de esta base, y aunque cada banco tiene sus propios requisitos a la hora de contratar una hipoteca segunda residencia, estos son los más habituales:

  • Contar con ahorros. Una hipoteca segunda residencia financia, en el mejor de los casos, hasta el 75 % del valor de tasación o compraventa del inmueble. Por tanto, deberás disponer ahorrado, al menos de un 35 % del precio (un 25 % para hacer frente a la entrada y un 10 % para los gastos de la hipoteca).
  • Disponer de unos buenos ingresos, ya que se sobreentiende que tendrás que pagar dos hipotecas. Así, deben ser elevados, suficientes, justificados y recurrentes.
  • Contar con un nivel de endeudamiento sano. Es decir, no destinar más del 35 % del dinero que entra en casa a pagar deudas. Aquí sumamos las cuotas de la hipoteca de la primera vivienda, la hipoteca de la segunda residencia, posibles présatmos que puedas tener.
  • Tener cierta antigüedad en el trabajo. Es decir, llevar al menos dos años en tu actual empleo.
  • Tener un expediente limpio de impagos: no estar ni haber estado en listados de morosidad, como Asnef.
  • Aportar toda la documentación que te pida el banco en el tiempo que te indique. No adjuntarlo puede frenar el estudio de concesión así como la posible aprobación del préstamo.
  • En ciertas ocasiones es posible que te pidan que presentes un aval.

Documentación de las hipotecas para segunda vivienda

La documentación que se tiene que presentar al pedir una hipoteca para una segunda residencia puede variar en función de la entidad. Con todo, suele tratarse de los mismos que cuando pides una hipoteca para una primera vivienda. Acostumbran a ser estos:

  • NIF (o NIE si se es extranjero) en vigor, sin caducar.
  • Justificantes de ingresos: últimas nóminas, certificados de haberes, descuentos o retenciones emitido por la empresa, contrato laboral...
  • Vida laboral actualizada.
  • Extractos con los últimos movimientos bancarios, en algunos casos de hasta los seis últimos meses.
  • Declaración del IRPF del último ejercicio.
  • Recibos de otros préstamos.
  • Si vives de alquiler, contrato y últimos recibos.

En qué fijarse al contratar una hipoteca para una segunda residencia

Si quieres contratar una hipoteca para una segunda residencia debes tener en cuenta varios aspectos. El primero de todo, es que realmente vas a poder responder a la deuda y los gastos que genere la compra, más allá de las cuotas de la hipoteca.

Pero partamos del principio. Antes de contratar tu hipoteca para una segunda vivienda debes tener claro que, la que eliges, es la que presenta mejores condiciones para ti. En ello, los agentes expertos del comparador de hipotecas de CrediMarket te pueden ayudar a comparar, valorar e, incluso, elegir la opción idónea, según tus circunstancias y necesidades.

Igualmente, y si quieres seguir el proceso de elección de una hipoteca segunda vivienda por ti mismo, te listamos algunos puntos que debes tener en cuenta antes de decidirte por una opción u otra:

  • El tipo de interés de la hipoteca segunda residencia. Puede ser una hipoteca a tipo fijo o una hipoteca a interés variable. En las primeras pagarás siempre lo mismo, en las segundas las cuotas variarán tras cada revisión, en función del valor del tipo de referencia (el más usado en España es el euríbor). Elige una hipoteca fija si tienes un perfil conservador y quieres saber qué vas a abonar y las segundas si quieres y puedes asumir riesgos.
  • Al hilo, elijas el tipo de interés que elijas, intenta que sea lo más bajo posible. Fíjate en la Tasa Anual Equivalente (TAE), que es el valor que te indicará cuánto vas a pagar realmente ya que en ella se incluye el Tipo de Interés Nominal (TIN) y otros posibles gastos, como comisiones.
  • Revisa las comisiones que pueda tener tu hipoteca segunda vivienda. Intenta negociar para que no haya o, si no se pueden evitar, que sean lo más bajas posibles.
  • Mira si el dinero que te ofrece es suficiente para hacer frente a la compra. Sea como sea, pide la cantidad necesaria, no más.
  • Ajusta el plazo de amortización al máximo: intenta que sea lo más corto posible ya que te ahorrarás intereses. Igualmente, no ahogues tus finanzas. A veces es recomendable pagar más al final pero vivir el día a día con tranquilidad. Puedes hacer simulaciones sobre cómo quedarán las cuotas en función de distintos plazos y tipos de interés en nuestra calculadora de hipotecas.
  • Asegúrate de que la operativa que te ofrece el banco en el que quieres contratar la hipoteca segunda vivienda y asegúrate de que atiende a tus necesidades.

¿Me darán una hipoteca segunda vivienda si tengo una hipoteca?

En principio, si cumples con todos los requisitos de concesión que exigen las entidades para acceder a una hipoteca segunda vivienda, no deberías tener problemas. Pero ten en cuenta que cada caso es un mundo y en las finanzas no hay respuestas contundentes.

Así, si estás buscando una hipoteca para comprar una segunda vivienda, te recomendamos que, primero de todo, evalúes tu situación y las condiciones que imponen los bancos en este tipo de financiaciones. Para ello, herramientas como el comparador de hipotecas y la calculadora de hipotecas de CrediMarket te serán de gran utilidad.

El primero, porque te permitirá hacerte una idea acerca de las condiciones que presentan las hipotecas segunda vivienda que están ofreciendo los bancos en la actualidad. La segunda, porque podrás hacer tus números y plantearte cómo serán las cuotas en función de diferentes escenarios.

¿Hay hipotecas segunda vivienda 100 financiación?

No, en la actualidad no hay hipotecas segunda vivienda que 100 % financiación. Primero, porque una de las características de las hipotecas cuya finalidad es adquirir una residencia no habitual es que facilitan un un porcentaje de financiación más reducido que una cuyo objetivo es comprar la vivienda habitual. De hecho, pocas llegan al 75 % del valor de tasación o compraventa del inmueble.

A esto añadimos que, según ha podido constatar el comparador de hipotecas de CrediMarket, el mercado actual de hipotecas 100 es muy reducido y está orientado a públicos muy concretos, como para funcionarios, o en algunas hipotecas para jóvenes.

Qué bancos tienen hipotecas para segunda vivienda

La gran mayoría de bancos cuentan con hipotecas para segunda vivienda en sus carteras de productos. Desde entidades tradicionales como BBVA, Banco Santander, Banco Sabadell... A otras cuya operatividad es eminentemente online, sería el caso de ING u Openbank, por ejemplo.

Sea como sea, en el comparador de hipotecas de CrediMarket podrás hacerte una idea global acerca de la oferta actual de hipotecas para segunda vivienda. Y es que recopilamos los productos que comercializan las principales entidades españolas.

¿Puedo pedir una hipoteca segunda vivienda en un banco que no es el mío?

Sí, puedes pedir una hipoteca segunda vivienda en un banco que no es el habitual. En ocasiones se entiende que es más sencillo acceder a este tipo de financiaciones en la entidad con la que habitualmente operamos, pero no siempre es así.

De hecho, lo que puedes ganar al pedir una hipoteca segunda vivienda en un banco que no es el tuyo es en agilidad de papeleo. Ten en cuenta que no tendrás que presentar buena parte de la documentación que te piden al solicitar este tipo de productos porque ya la tienen. 

Sea como sea, ante la contratación de una hipoteca segunda residencia (o cualquier tipo de préstamo hipotecario) es recomendable comparar varias opciones antes de dar el sí. En este sentido, te recomendamos que en el comparador de hipotecas de CrediMarket encontrarás resumida las propuestas de las principales entidades que operan en España, con sus características, requisitos, condiciones...

Otras formas de acceder a una hipoteca segunda vivienda

Más allá de a través de una hipoteca para una segunda vivienda, hay otras formas de financiar la compra de una residencia no habitual. Te mostramos las dos más comunes:

  • Solicitar una ampliación de la hipoteca que puedas tener sobre tu vivienda habitual. En este caso, tendrás que pedir una novación hipotecaria para ampliar el capital del préstamo y añadir, como garantía adicional, la segunda residencia, la que vas a comprar. Si el banco te la acepta, sólo pagarás una cuota.
  • Rehipotecar tu vivienda habitual. Es decir, pedir una nueva hipoteca por un importe mayor sobre tu vivienda habitual y cancelar la existente. Tendrás que pagar varios gastos (cancelación de la hipoteca anterior, constitución de la nueva, etcétera).

Cómo encontrar la mejor hipoteca para una segunda residencia

Localizar la mejor hipoteca para una segunda residencia no es tarea fácil, sobre todo si no estás familiarizado con el lenguaje bancario. Además, ten en cuenta que se trata de una financiación a muy largo plazo, que se añadirá probablemente a la hipoteca que ya tienes sobre tu vivienda habitual y que, por tanto, condicionará mucho las finanzas familiares. Por tanto, es recomendable contar con la ayuda de manos expertas.

En este sentido, el comparador de hipotecas de CrediMarket te será de gran utilidad. En él encontrarás recopilada la oferta de las principales entidades que operan en España, para que analices condiciones, requisitos, etcétera.

Pero no solo eso, si entras a nuestro simulador de hipotecas y respondes a un sencillo cuestionario, te enviaremos gratis y sin compromiso un estudio personalizado de financiación. Dicho de otro modo, qué hipotecas segunda vivienda presentan mejores condiciones para ti, en función de las características y condiciones que nos hayas indicado.

Para que te hagas una idea, estas son las preguntas que tendrás que contestar:

  • Finalidad de la hipoteca. En este caso, comprar una segunda residencia.
  • Valor del inmueble.
  • Qué importe darás de entrada.
  • Cuántos titulares tendrá la hipoteca segunda residencia.
  • Tipo de contrato laboral (indefinido, temporal, etcétera) del titular que cuente con mayores ingresos.
  • A cuánto ascienden los ingresos de todos los titulares de la hipoteca segunda residencia.
  • Si tenéis otros préstamos (es posible que haya una hipoteca sobre la vivienda habitual), cuánto pagáis al mes.
  • Fecha de compra de la segunda residencia y provincia en la que está ubicada.
  • Datos de contacto (nombre, dirección de correo electrónico y número de teléfono) para hacerte llegar la propuesta personalizada.

Finalmente, y si así lo deseas, recuerda que durante todo el proceso podrás contar con el apoyo telefónico de nuestros agentes expertos que te ayudarán a comparar y entender los principales conceptos.

j b CrediMarket
Email incorrecto
J
Contraseña incorrecta
¿Has olvidado tu contraseña?

Registrar cuenta
Email incorrecto
Es el nombre que te aparecerá en tus preguntas y respuestas.
Email incorrecto
No se mostrará públicamente.
J
Contraseña incorrecta
Seguridad baja
Para que tu contraseña sea válida debe combinar mayúsculas y minúsculas, tener 10 caracteres y al menos uno de ellos ser un número o signo de puntuación
Seguridad mejorable
Para que tu contraseña sea válida debe combinar mayúsculas y minúsculas, tener 10 caracteres y al menos uno de ellos ser un número o signo de puntuación
Seguridad buena
Para que tu contraseña sea válida debe combinar mayúsculas y minúsculas, tener 10 caracteres y al menos uno de ellos ser un número o signo de puntuación
Seguridad óptima
Para que tu contraseña sea válida debe combinar mayúsculas y minúsculas, tener 10 caracteres y al menos uno de ellos ser un número o signo de puntuación
J
Contraseña incorrecta