CrediMarket
Bankimia ahora es CrediMarket

Préstamos destacados

Préstamo Interés (T.I.N.)i Financiación máx. Comisión apertura
23 préstamos encontrados
Respuesta InmediataBBVAPréstamo coche nuevo Desde 5,70 % Hasta 75.000 € 2,30 %
ver detalles
Respuesta InmediataINGPréstamo NARANJA Desde 5,95 % Hasta 60.000 € 0,00 %
ver detalles
Respuesta InmediataBankiaPréstamo Autónomo Desde 6,00 % Hasta N/A 0,00 %
ver detalles
Respuesta InmediataCetelemPréstamo Cetelem Desde 6,95 % Hasta 50.000 € 0,00 %
ver detalles
Respuesta InmediataBBVAPersonal Online (con vinculación) Desde 6,95 % Hasta 75.000 € 2,30 %
ver detalles
Respuesta InmediataAbancaPréstamo 24h Desde 6,95 % Hasta 60.000 € 1,50 %
ver detalles
Respuesta InmediataEVO FinancePréstamo Personal Desde 8,00 % Hasta 30.000 € 0,00 %
ver detalles
Respuesta InmediataBanco SabadellPréstamo Expansión Desde 8,50 % Hasta 60.000 € 2,00 %
ver detalles
Respuesta InmediataWiZinkTarjeta de Crédito WiZink Desde 24,00 % Hasta 10.000 € 0,00 %
ver detalles
EspañaDueroPréstamo Primera Empresa Desde 0,00 % Hasta 18.000 € N/A
ver detalles
IWOCACrédito PYMES y autónomos (Préstamo a 1 mes) Desde 3,50 % Hasta 50.000 € 0,00 %
ver detalles
ExcelendPréstamo Personal Desde 4,08 % Hasta 15.000 € 0,00 %
ver detalles
IWOCACrédito PYMES y autónomos (Préstamo a 2 meses) Desde 5,25 % Hasta 50.000 € 0,00 %
ver detalles
KutxabankPréstamo Coche Desde 6,50 % Hasta 75.000 € 1,50 %
ver detalles
IWOCACrédito PYMES y autónomos (Préstamo a 3 meses) Desde 7,00 % Hasta 50.000 € 0,00 %
ver detalles
BBVAPersonal Online (sin vinculación) Desde 8,45 % Hasta 75.000 € 2,30 %
ver detalles
IWOCACrédito PYMES y autónomos (Préstamo a 4 meses) Desde 8,75 % Hasta 50.000 € 0,00 %
ver detalles
IWOCACrédito PYMES y autónomos (Préstamo a 5 meses) Desde 10,50 % Hasta 50.000 € 0,00 %
ver detalles
BIGBANKPréstamo personal Desde 19,45 % Hasta 4.000 € 3,00 %
ver detalles
Compramostucoche.esCompra coche Desde 0,00 % Hasta N/A N/A
ver detalles
Banco SabadellTarjeta Visa Classic Desde 2,00 % Hasta N/A N/A
ver detalles
AbancaPréstamo Máster Desde 3,95 % Hasta 44.000 € 1,00 %
ver detalles
IWOCACrédito PYMES y autónomos (Préstamo a 6 meses) Desde 12,25 % Hasta 50.000 € 0,00 %
ver detalles
¿Qué es el tipo de interés? El interés es el coste que tiene para ti el dinero que debas en cada momento. La entidad financiera cobrará el dinero prestado más ese coste. El interés puede ser de dos tipos: fijo o variable. En el interés fijo el coste no cambiará en toda la vida del préstamo. Con el interés variable el coste variará periódicamente, trimestral, semestral o anualmente según el contrato del préstamo. El interés variable se determinará sumando el valor de un índice de referencia (habitualmente el Euribor) a una cantidad fija llamada diferencial. Cuanto menor sea el tipo de interés -en un préstamo a interés fijo- o el diferencial -en los préstamos a interés variable- menor será la cantidad total a pagar. ¿Dudas? Haz una pregunta
Ayuda sobre préstamos personales (agosto de 2017)
Preguntas frecuentes

El préstamo personal permite recibir en una disposición única, una determinada cantidad de dinero (capital del préstamo), de una entidad de crédito, a cambio del compromiso de devolver dicha cantidad, junto con los intereses correspondientes, mediante pagos o cuotas periódicas.

En este tipo de préstamos la entidad no suele contar con una garantía real o especial para el recobro de la cantidad prestada. Así tienen como garantía genérica los bienes presentes y futuros del deudor.

 

 

A diferencia de los préstamos, en los créditos el cliente puede ir disponiendo del dinero que le facilita la entidad a medida que lo necesita hasta un límite determinado y durante un plazo. Los intereses se pagan por las cantidades de dinero realmente dispuestas, puesto que el particular no está obligado a utilizar todo el dinero que se ha puesto a su disposición. El resto del capital sigue disponible en la cuenta de crédito sin devengar intereses hasta que no sea utilizado.

Es preferible contratar un préstamo personal si lo que se desea financiar es un artículo del que se conoce su precio. Por el contrario, los créditos son más ventajosos para los profesionales autónomos, que necesitan cubrir necesidades puntuales de liquidez, o para personas con ingresos irregulares.

Los créditos y préstamos personales se destinan normalmente a la compra de bienes y servicios de consumo. Habitualmente el préstamo recibido utiliza para financiar la compra de bienes duraderos como un coche, una moto, un ordenador o un barco.

A diferencia de los préstamos hipotecarios, en el caso de los préstamos y créditos personales la modalidad más solicitada es a tipo fijo, es decir, el tipo de interés no varía durante toda la vida del préstamo. Pero también se puede solicitar a tipo variable, en este caso el tipo se define como un tipo de interés de mercado (habitualmente el Euríbor) más un diferencial.

En los préstamos a tipo variable, el tipo de interés del préstamo se revisa de forma periódica según los términos establecidos en el contrato, y su trayectoria es resultado de la evolución del mercado durante el periodo que dure la amortización.

El tipo de interés fijo permite conocer de antemano la cantidad a pagar en todas las cuotas y ofrece una mayor tranquilidad financiera a la persona que contrata el préstamo, que no tendrá que enfrentarse a subidas imprevistas de la cuota cuando los tipos de interés de mercado aumenten.

Sin embargo, el préstamo a tipo de interés variable permitirá beneficiarse de bajadas en la cuota cuando los tipos de interés de referencia caigan, por lo que puede ser una opción interesante en contextos en los que se espera que los tipos de interés de mercado disminuyan. Como contrapartida, si el tipo de interés de mercado al que el préstamo está referenciado sube, la cuota mensual aumentará.

Por este motivo, al contratar un préstamo a tipo de interés variable es importante que la cuota mensual se pueda pagar sin dificultad y que tengamos margen para asumir una posible subida de la cuota sin que ello represente un inconveniente.

Otras preguntas relacionadas:

La entidad financiera suele demandar una serie de documentos para comprobar que el solicitante cumple con estos requisitos. Los más frecuentes son:

  • El DNI original y una fotocopia.
  • La última declaración de la renta.
  • Una fotocopia de las últimas nóminas, normalmente 2 o 3.
  • El historial laboral.
  • Notas simples de las propiedades inmuebles, en caso de que se tengan.
  • Original del último recibo de pagos de las cuotas de otros préstamos, en caso de que se tengan.

La cantidad de dinero que una persona puede pedir prestada dependerá de su perfil económico, que se define en función de sus ingresos, bienes, propiedades, y situación financiera (se tiene en cuenta, por ejemplo, la existencia de otros préstamos activos) y de la finalidad para la que se solicite. Normalmente, los préstamos personales no se suelen conceder por importes elevados de dinero, siendo el rango más habitual entre los 3.000 y 60.000 euros.

Además, las entidades bancarias no suelen ofrecer préstamos con cuotas que superen el 40% de los ingresos totales. En el simulador de préstamos personales puedes consultar el importe máximo que conseguirías a partir del tipo de interés del préstamo, el plazo de devolución y la cuota mensual que quieres pagar.

Es importante recordar que si se solicita la cantidad estrictamente necesaria y se limita al máximo el importe del préstamo se podrán conseguir mejores condiciones de financiación (tipos de interés, comisiones), puesto que el riesgo que asume la entidad financiera se minimiza.

Cada entidad establece el plazo de amortización de sus préstamos en función de criterios como el importe, la finalidad y el perfil del cliente. Así, un préstamo personal pequeño puede concederse a un plazo de dos meses, mientras que en el caso de préstamos personales de cantidades más elevadas el plazo de devolución puede alargarse hasta los 10 años como máximo.

Por regla general, no existe un plazo más adecuado que otro, puesto que el plazo óptimo será el que dé como resultado una cuota mensual a la que se pueda pagar con comodidad. A medida que aumenta el plazo del préstamo las cuotas mensuales son más reducidas, ya que el capital a devolver ser reparte en un número mayor de periodos.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que, normalmente, los préstamos que se conceden a plazos más largos suelen ir asociados a tipos de interés más altos, de manera que el coste total del préstamo aumenta. Esto es así porque el banco considera que cuanto más tiempo tarde en devolverse el préstamo, mayor es el riesgo de que la persona se enfrente a alguna situación que dificulte el pago.

Lo recomendable es buscar el equilibrio y elegir un plazo lo suficientemente amplio para que la cuota sea asumible, pero sin alargar de forma innecesaria la devolución del préstamo para evitar encarecer de forma excesiva la financiación.

Otras preguntas relacionadas:

Cada banco, caja o entidad financiera establece unos requisitos determinados en función del crédito o préstamo personal. Al ser un préstamo personal, el cliente responde del cumplimiento de sus obligaciones (devolución del importe prestado y el pago de intereses y de comisiones bancarias) con todos sus bienes, presentes y futuros.

Por este motivo, antes de conceder el préstamo, la entidad comprueba la capacidad del cliente para hacer frente a la devolución del préstamo analizando:

  • Sus ingresos periódicos: rentas del trabajo, rentas por alquiler o de otro tipo.
  • Los bienes y activos que componen su patrimonio.
  • Su situación financiera y su historial crediticio en operaciones de financiación anteriores: antes de conceder un préstamo las entidades comprueban que el solicitante no ha incumplido en el pasado sus obligaciones financieras y, por tanto, no ha sido reportado a un registro de impagos. Los ficheros de morosos más habituales para las personas físicas con el de ASNEF y el de Experian.

Las condiciones para poder acceder a un préstamo o crédito personal son ser mayor de 18 años y tener capacidad para devolver el préstamo.

Además de las condiciones anteriores, la entidad financiera también incluye en el perfil de riesgo del solicitante la previsible estabilidad de sus ingresos. Por este motivo, tienen más facilidades para obtener un préstamo aquellas personas con contrato indefinido con antigüedad, funcionarios y empleados públicos. Por el contrario, es más probable que la entidad financiera deniegue el préstamo a trabajadores con contrato temporal, autónomos, desempleados y amas de casa, en especial en caso de que los solicitantes no ofrezcan garantías adicionales.

Con toda esta información, la entidad generará un estudio para analizar la viabilidad de conceder al solicitante la financiación que ha demandado. Si la solicitud es aprobada, la entidad deberá presentar una oferta vinculante, es decir, un documento en el que se detallan todas las condiciones del préstamo o crédito que tiene una vigencia de, al menos, 14 días naturales.

Es conveniente considerar varias entidades al buscar financiación para tener diferentes alternativas a las que acudir en el caso de que una entidad rechace la solicitud.

La persona que solicita el préstamo debe de poder demostrar ingresos mensuales. Esto no nos obliga a ser trabajadores en activo con un sueldo mensual para poder acceder al crédito, tanto si somos pensionistas o desempleados y podemos demostrar ingresos podremos acceder a este tipo de servicio sin ningún problema.

El titular se puede beneficiar de un interés más reducido si contrata productos y/o servicios que dan derecho a bonificación. Asimismo, si en un primer momento no se contratan estos productos y/o servicios bonificables se pueden adquirir en un momento posterior para así reducir el interés durante toda la vida del préstamo

Si no se paga un préstamo personal la deuda quedará registrada en un listado de morosidad y eso impedirá al usuario acceder a un crédito en cualquier otra entidad bancaria y/o financiera. En algunos casos las entidades además realizan un procedimiento judicial de reclamación y embargo de bienes.

Depende de la entidad financiera. En principio se conceden a personas cuya edad no supere los 75 u 80 años, depende de la entidad, al amortizarlos.

Las acciones que conviene realizar para conseguir las mejores condiciones al contratar un préstamo personal son:

  • Solicitar el préstamo en una entidad de la que ya se es cliente puede salir más económico. Pero es muy aconsejable comparar las ofertas de varios bancos (tres o cuatro como mínimo), para comprobar qué entidad ofrece el préstamo a un menor coste (incluyendo intereses, comisiones y otros gastos asociados).
  • Pedir el dinero estrictamente necesario. Cuanto menos dinero se pida a la entidad más fácil será devolverlo puesto que las cuotas mensuales serán más asumibles (aunque la cuota final dependerá del plazo de devolución y del tipo de interés aplicado).
  • Justificar el gasto indicando a la entidad la finalidad y el plazo de devolución.
  • Presentar toda la documentación solicitada por la entidad financiera y en especial la nómina.
  • Mantener una cierta vinculación con la entidad, domiciliando la nómina, los recibos o contratando productos adicionales, permite conseguir financiación a tipos de interés más bajos.
  • Devolver el dinero en el mínimo plazo posible.
  • Contratar un seguro de amortización de préstamo y de protección de pagos.
  • Ofrecer garantías adicionales, presentando avalistas con propiedades o utilizando activos en propiedad como garantía (pignorar). Estos activos pueden ser acciones, vehículos, propiedades, depósitos u otros productos de pasivo. Las garantías mejoran las condiciones del préstamo al reducir el tipo de interés o las comisiones.

Otras preguntas relacionadas:

Preguntas de usuarios

Ver más preguntas

CrediMarket Noticias
(agosto de 2017)
CrediMarket