CrediMarket
Bankimia ahora es CrediMarket

Tipos de tarjetas de crédito

¿Quién no tiene una tarjeta de crédito en su cartera? Actualmente el pago con tarjetas es cada vez más habitual en nuestro país. La mayoría de comercios y establecimientos aceptan tanto el pago en efectivo como el pago mediante tarjetas bancarias.


¿Qué son las tarjetas de crédito?

Las tarjetas de crédito son un instrumento de pago con el que las entidades financian el consumo de sus clientes de forma rápida y sencilla. Esto significa que permiten realizar pagos con dinero del que no se dispone; el dinero pasará a deberse entonces a la entidad que proporciona la financiación.

Las tarjetas de crédito se presentan en un soporte de plástico que puede ser emitido por diversos servicios tecnológicos dedicados a la gestión y difusión de pagos. Estas tarjetas cuentan con el nombre del titular estampado en la parte frontal y con elementos de seguridad diversos como pueden ser: el “chip” - que permite el pago seguro a través de un código PIN-, la firma personal del titular, una fotografía del titular o el código de seguridad de la tarjeta situado en la parte posterior (CCV).


Tipo de tarjetas de crédito

En función de las diversas características de las tarjetas podemos distinguir:

Tarjetas de crédito según las ventajas que ofrecen
  • Tarjetas de crédito gratuitas: Las tarjetas de crédito cuentan con comisiones de emisión, renovación y mantenimiento. Bajo estos tres conceptos las entidades pueden cobrar cuantías que suelen ir desde los 15 hasta los 80 euros. No obstante, buena parte de las tarjetas de crédito actualmente en el mercado suelen ofrecerse sin comisiones.

    Es habitual que las entidades, con el fin de hacer más competitivas sus tarjetas, ofrezcan al cliente tarjetas exentas de comisiones. Pero, en ese caso, debemos diferenciar entre las tarjetas que están libres de la comisión por emisión (no se cobra el primer año) de las tarjetas que además están exentas de la comisión por renovación (no se cobra a partir del segundo año de forma anual).
  • Tarjetas de crédito sin cambiar de banco: La dinámica tradicional ha consistido habitualmente en solicitar las tarjetas de crédito en la entidad en la que se tenían los ahorros o las cuentas corrientes. Pero en la actualidad muchas entidades financieras ofrecen tarjetas de crédito sin necesidad de contratar ningún otro producto en la misma. Por tanto, si siempre se ha pertenecido a una entidad y no se desea cambiar de banco pero sí se quiere contratar una tarjeta de crédito en otro banco distinto, se puede hacer. Simplemente habrá que asociar una cuenta a la nueva tarjeta – aunque sea de otro banco-. Esto es una gran ventaja para aquellas personas que desean o bien, tarjetas de crédito adicionales o bien, beneficiarse de características de la tarjeta que no le ofrece su propio banco.
  • Tarjetas de crédito gratuitas: Las tarjetas de crédito cuentan con comisiones de emisión, renovación y mantenimiento. Bajo estos tres conceptos las entidades pueden cobrar cuantías que suelen ir desde los 15 hasta los 80 euros. No obstante, buena parte de las tarjetas de crédito actualmente en el mercado suelen ofrecerse sin comisiones.

    Es habitual que las entidades, con el fin de hacer más competitivas sus tarjetas, ofrezcan al cliente tarjetas exentas de comisiones. Pero, en ese caso, debemos diferenciar entre las tarjetas que están libres de la comisión por emisión (no se cobra el primer año) de las tarjetas que además están exentas de la comisión por renovación (no se cobra a partir del segundo año de forma anual).
  • Tarjetas de crédito online: son todas aquellas tarjetas de crédito que se pueden contratar a través de Internet.
  • Tarjetas de crédito con un tipo de interés más bajo
  • Tarjetas de crédito sin nómina:Por tarjetas de crédito sin nómina se entienden dos situaciones. La primera consiste en que, a pesar de que la entidad exija la nómina como requisito indispensable para la concesión del crédito, ésta no exige la domiciliación de la misma en la propia entidad. La segunda situación y la más ventajosa consiste en que la entidad no requiera la presentación de una nómina para la concesión del crédito. En los casos (muy excepcionales) en los que se ofrecen tarjetas de crédito sin exigir la nómina o ingresos recurrentes, el límite de crédito suele ser muy bajo y los intereses muy elevados, ello se debe al alto riesgo que asumiría la entidad al conceder crédito sin garantías.

Tarjetas de crédito según el emisor

Existen diversos servicios tecnológicos dedicados a la gestión y la difusión del pago electrónico, éstos suelen mal llamarse “emisores de las tarjetas de crédito”, aunque son las entidades las que realmente emiten la tarjeta y estipulan las condiciones del contrato. Las empresas dedicadas al servicio de pago electrónico, no obstante, pueden ofrecer distintas ventajas para competir con sus rivales. La mayoría de entidades emisoras de tarjetas de crédito permiten al cliente elegir el servicio de pagos, por tanto, hay diferentes tarjetas:

  • Tarjetas de crédito Visa: Uno de cada nueve euros gastados por los consumidores españoles se realiza mediante el servicio que ofrece Visa. La principal ventaja que supone operar con Visa es el objetivo de la marca de proporcionar máxima seguridad en los pagos. Dentro de las tarjetas de crédito Visa, podemos encontrar las tarjetas de crédito Visa gratis y las tarjetas de crédito Visa sin cambiar de banco.
  • Tarjetas de crédito MasterCard:Las tarjetas MasterCard (Maestro pertenece a MasterCard) se pueden utilizar en más de 32 millones de lugares en todo el mundo. Una de las ventajas principales para los usuarios de tarjetas MasterCard es que este servicio ofrece diversas promociones en espectáculos, museos, eventos...Estos pueden consultarse en su página web.
  • Tarjetas de crédito AmericanExpress: Este servicio de pagos se caracteriza por potenciar sus valores, entre ellos destaca la calidad del servicio y la importancia del cliente. Las principales ventajas que ofrece son programas de puntos, seguros y servicios adicionales como cambio de moneda agencia de viajes, etc.

Tarjetas de crédito según tipo de pago

Las tarjetas de crédito son un medio de pago en diferido. Es decir, el cliente realiza el pago en un momento concreto y no paga realmente con su dinero hasta después de un tiempo. Esto es así porque la entidad bancaria financia su pago y, en función del plazo de devolución que establece la entidad, distinguimos dos tipos de tarjetas:

  • Tarjetas de crédito con pago único: El cliente devolverá en la fecha convenida con la entidad la totalidad de la deuda adquirida mediante el pago con tarjeta de crédito. Normalmente el pago suele realizarse a principios del mes siguiente, aunque la fecha puede negociarse con la entidad.
  • Tarjetas de crédito con pago aplazado: Si el cliente desea fraccionar la devolución de sus pagos existen tarjetas que lo permiten. Se puede aplazar el pago mediante una cuota fija mensual hasta que se extinga la deuda o seleccionando el número de mensualidades y ajustando la deuda al plazo deseado. Se deberá pactar con la entidad las condiciones.

Otros tipos de tarjetas

  • Tarjetas de débito: Se trata de instrumentos de pago inmediato. Las tarjetas de débito son un medio de pago mediante el cuál la entidad permite al cliente pagar -sin necesidad de tener efectivo en mano- descontando al instante de la cuenta corriente asociada la cantidad necesaria para el pago. Solo se podrá disponer de la cantidad que se tenga en el mismo momento del pago en la cuenta.
  • Tarjetas prepago: Se trata de un tipo de tarjetas que permiten cargar una cantidad determinada de dinero en ellas para, posteriormente, poder pagar sin necesidad de llevar dinero encima. La principal ventaja que ofrecen es que no están vinculadas a ninguna cuenta y, por tanto, en caso de robo o extravío se correrían menos riesgos que con una tarjeta convencional.
  • Tarjetas virtuales:Las tarjetas virtuales consisten en un soporte virtual con el que realizar pagos, esto es una serie de números correspondientes a una tarjeta que no tienen porque contar con un titular explícito ni la tarjeta existir físicamente, puede ser anónimo. La principal característica es que permiten realizar pagos online de forma segura y sin necesidad de indicar datos personales.
  • Tarjetas de fidelización: Estas tarjetas suelen estar asociadas a algún tipo de establecimiento o empresa dedicada al consumo. Se trata de un medio mediante el cuál incentivar el consumo en dicho establecimiento o empresa y ofrecen ventajas especiales para conseguir la fidelización del cliente.
CrediMarket Noticias (marzo de 2017) Ver CrediMarket Noticias
Regístrate en CrediMarket Entra con Facebook