CrediMarket

Qué banco da más intereses

Cuando se dispone de unos ahorros, una de las preguntas más generalizas es qué rendimiento se puede obtener de ellos, qué beneficios se pueden obtener. Pero para estas cuestiones no hay una respuesta concreta, pues la rentabilidad que se logre dependerá de la cantidad de dinero que se tenga y el producto bancario en el que se deposite.

Así, antes de llevar a cabo una inversión de ahorro, sería recomendable comparar la oferta que existe al respecto en el mercado financiero. Esto es, los productos de este tipo se pueden encontrar y las opciones que nos proponen los diferentes bancos y cajas y cuál nos ofrece los intereses más altos.

¿Qué rentabilidad puedo obtener?

Dos son los productos de ahorro más utilizados, si bien la oferta de los bancos en este campo es mucho más amplia. Definimos a continuación los más demandados:

  • Cuentas de ahorro: Se trata de cuentas bancarias remuneradas. En ellas se deposita una cantidad de dinero por la que los bancos pagan unos intereses.
    Normalmente no exige un ingreso mínimo (si lo hace es a cambio de no cobrar comisiones de administración y mantenimiento o para obtener algún regalo) aunque en ocasiones sí demanda que haya un capital medio concreto durante un periodo de tiempo.
    Su principal ventaja es que se puede disponer del capital en cualquier momento, sin tener que pagar ninguna penalización. Salvo excepciones, ofrece mayores rentabilidades que una cuenta corriente pero menores que un depósito a plazo fijo.
    Si quieres comparar las cuentas de ahorro que actualmente existen, lo puedes hacer aquí:
  • Depósitos a plazo fijo: Se trata de un producto bancario en el que los suscriptores dejan inmovilizada una cantidad de dinero durante un tiempo determinado.
    Históricamente, los plazos han sido hasta los tres meses, entre tres y seis meses, de un año, de dos años o más, si bien actualmente han surgido nuevos periodos temporales a 13 y 25 meses.
    Los rendimientos pueden ser fijos (no varían hasta el vencimiento del plan) o variables (que dependen de un índice de referencia, acciones…). Si el cliente quisiera rescatar el capital antes de concluir el plazo, debería abonar la comisión de penalización.
    Para analizar todos los depósitos que hay en el mercado y elegir el más adecuado a tus intereses, puedes clicar aquí:

La seguridad que ofrecen las cuentas de ahorro y los depósitos bancarios es uno de sus grandes atractivos, pues ambos productos están asegurados por el Fondo de Garantía de Depósitos de España o por el fondo al que la entidad esté adherida la entidad (holandés, portugués, etc.). En el caso de los fondos europeos, protegen hasta 100.000 euros por titular en cada entidad.

Otras formas de ahorrar

Además de las cuentas y los depósitos bancarios, las entidades financieras ofrecen otros productos de ahorro. Entre ellos, los pagarés bancarios y los fondos de inversión. Los primeros son unos documentos de pago por los cuales el banco o caja se compromete a pagar una entidad de dinero determinado tras un plazo de tiempo. Este puede ir desde un día a los dos años.

En los que hace referencia a los fondos de inversión se trata de un producto en el que el cliente deposito una cantidad de dinero durante un tiempo. Pueden dividirse en dos tipos: de rendimiento fijo, que aseguran el capital inicial más una rentabilidad concreta, y de rendimiento variable, en el que el capital invertido no está garantizado y cuyos beneficios están vinculados a un índice de mercado, unas acciones...

En cuanto al riesgo de ambos productos, su devolución está garantizada por la solvencia de la entidad en la que se contratan pero no por ningún fondo de garantía.

Ayuda sobre entidades (marzo de 2019)
¡Ya hemos respondido 97076 preguntas! ¿Tienes dudas? Aquí las resolvemos
Ver más preguntas
j b CrediMarket
Email incorrecto
J
Contraseña incorrecta
¿Has olvidado tu contraseña?

Registrar cuenta
Email incorrecto
Es el nombre que te aparecerá en tus preguntas y respuestas.
Email incorrecto
No se mostrará públicamente.
J
Contraseña incorrecta
Seguridad baja
Para que tu contraseña sea válida debe combinar mayúsculas y minúsculas, tener 10 caracteres y al menos uno de ellos ser un número o signo de puntuación
Seguridad mejorable
Para que tu contraseña sea válida debe combinar mayúsculas y minúsculas, tener 10 caracteres y al menos uno de ellos ser un número o signo de puntuación
Seguridad buena
Para que tu contraseña sea válida debe combinar mayúsculas y minúsculas, tener 10 caracteres y al menos uno de ellos ser un número o signo de puntuación
Seguridad óptima
Para que tu contraseña sea válida debe combinar mayúsculas y minúsculas, tener 10 caracteres y al menos uno de ellos ser un número o signo de puntuación
J
Contraseña incorrecta