CrediMarket
Bankimia ahora es CrediMarket

Préstamos Abanca

Analiza los préstamos de Abanca y elige 'online' el mejor para ti según la finalidad, el tipo interés, el plazo de amortización, las comisiones... Los mostramos de más económico a más caro
Préstamo Interés (T.I.N.)i Financiación máx. Comisión apertura
9 préstamos encontrados
Respuesta InmediataAbancaPréstamo 24h Desde 6,95 % Hasta 60.000 € 1,50 %
ver detalles
AbancaEficiencia Energética Desde 2,75 % Hasta 100.000 € 0,00 %
ver detalles
AbancaPréstamo Auto 24h Desde 6,50 % Hasta 60.000 € 1,50 %
ver detalles
AbancaAnticipo Becas MEC Desde 0,00 % Hasta 5.000 € 3,00 %
ver detalles
AbancaPréstamo IESIDE Postgrado Desde 3,50 % Hasta 24.000 € 1,00 %
ver detalles
AbancaABANCA Estudia Desde 3,50 % Hasta 44.000 € N/A
ver detalles
AbancaPréstamo Grado IESIDE Desde 3,75 % Hasta 30.000 € 1,00 %
ver detalles
AbancaPréstamo Máster Desde 3,95 % Hasta 44.000 € 1,00 %
ver detalles
AbancaPréstamo Grado Desde 4,15 % Hasta 30.000 € 1,00 %
ver detalles
¿Qué es el tipo de interés? El interés es el coste que tiene para ti el dinero que debas en cada momento. La entidad financiera cobrará el dinero prestado más ese coste. El interés puede ser de dos tipos: fijo o variable. En el interés fijo el coste no cambiará en toda la vida del préstamo. Con el interés variable el coste variará periódicamente, trimestral, semestral o anualmente según el contrato del préstamo. El interés variable se determinará sumando el valor de un índice de referencia (habitualmente el Euribor) a una cantidad fija llamada diferencial. Cuanto menor sea el tipo de interés -en un préstamo a interés fijo- o el diferencial -en los préstamos a interés variable- menor será la cantidad total a pagar. ¿Dudas? Haz una pregunta
Ayuda sobre préstamos personales (agosto de 2017)
Preguntas frecuentes

Tanto para Abanca como para cualquier otro banco, caja o financiera, incluimos todos los préstamos y créditos que aparecen publicados en su web. Si la información que aparece en Internet sobre el préstamo fuera incompleta, contactamos directamente con el banco para intentar conseguirla.

La información que se muestra está actualizada, se revisan continuamente las ofertas de Abanca y de todos los bancos.

Para cada banco se recogen todos los tipos de préstamos publicados:

  • Por tipo: préstamos y créditos rápidos, anticipos de nómina, préstamos ICO,...
  • Préstamos para cualquier finalidad: para iniciar un negocio, para la compra de bienes y servicios de consumo (coches usados o nuevos, motos, ordenadores, para financiar viajes, estudios universitarios, másteres, reformas del hogar, compra de ordenadores, etc.).
  • Préstamos y créditos específicos para diferentes colectivos, por ejemplo: para jóvenes, autónomos, jubilados, funcionarios, militares, empresas, pymes, emprendedores, etc.

Tanto para el Abanca como para el resto de entidades, los requisitos y condiciones que tienen en cuenta a la hora de estudiar la concesión de uno de sus préstamos son de dos tipos:

  • Productos adicionales al préstamo o crédito que es necesario contratar (por ejemplo: domiciliar la nómina, contratar seguros, pignoraciones, etc.). Normalmente este tipo de requisitos si que la publican los bancos.
  • Requisitos relacionados con la solvencia de la operación y del cliente. Esta información raramente la publican los bancos porque varía en función de cada caso. Los aspectos más destacados que analizan son:
    • Ingresos periódicos: rentas del trabajo, rentas por alquiler u otro tipo.
    • Porcentaje que supone la cuota mensual del préstamo sobre el total de ingresos netos mensuales del cliente (porcentaje de endeudamiento). En la mayoría de los casos la cuota no puede superar el 40% de los ingresos mensuales.
    • Tipo de contrato laboral del solicitante del préstamo.
    • Antigüedad en el trabajo actual.
    • Garantías adicionales que aporta (avales, propiedades,…).
    • Estado civil.
    • Número de personas a cargo del solicitante.
    • Edad.

A pesar de ello, utilizando determinados criterios básicos (independientes de cada entidad), se pueden anticipar problemas en la viabilidad de un préstamo concreto. Eso es lo que pretendemos en CrediMarket en el apartado “¿Te concederán estos préstamos?”. Si utilizas esta herramienta sabrás si tienes posibilidades o no de obtener un préstamo en cualquier entidad.

De todas formas, a la hora de buscar financiación, es conveniente considerar varias entidades para tener diferentes alternativas a las que acudir en el caso de que una entidad rechace la solicitud.

Es muy probable que Abanca te exija contratar con ellos un seguro de protección de pagos y, en el caso de solicitar un préstamo para comprar un vehículo, el seguro del mismo.

En este caso es importante comparar otras ofertas y valorar cuál de ellas es la mejor. Es importante tener en cuenta que este seguro de protección de pagos cubirá el pago de las cuotas mensuales si te llegas a quedar en paro por algún motivo y así evitar entrar en ficheros de morosos y posibles embargos.

Dejar de pagar un préstamo con cualquier entidad puede traer serias consecuencias. Es importante que en los presupuestos familiares el pago de las cuotas de los préstamos ocupe el primer lugar y que, ante dificultades económicas, dejar de pagar un préstamo sea siempre la última alternativa.

En una situación de dificultades económicas importantes que dificultan el pago, lo mejor es comunicar el problema a Abanca antes del vencimiento sin esperar a que reclamen la deuda pendiente.

En este caso, Abanca propondrá alguna solución para reducir la cuota mensual y facilitar el pago, como por ejemplo refinanciar la deuda, establecer un plazo más largo e incluso la concesión de un periodo de carencia en el préstamo. En este último caso se paraliza la devolución del principal, de manera que la cuota incluye solo el pago de los intereses. Estas medidas ayudan a continuar pagando el préstamo y evitar entrar en una situación de morosidad, aunque suelen incrementar considerablemente el coste del préstamo.

Desde el momento en que se deja de pagar una cuota por 1ª vez, Abanca aplicará unos intereses de demora, que son muy superiores a los originales. En el contrato de préstamo firmado con la entidad se establece la forma de calcular estos intereses de demora.

La entidad además puede cobrar una comisión por reclamación de cuotas impagadas, en el caso de que se haya fijado así en el contrato. Estos gastos se irán acumulando cada día entre el momento en el que comienza el impago y el momento en el que el cliente se pone al día en el pago, por lo que la deuda del cliente con el banco irá aumentando.

A partir del 3er mes de impago, la entidad puede iniciar una demanda o reclamación judicial, pero lo más habitual es que espere hasta el 6º mes. Llegado el 6º mes sin pagar, y al tratarse de situación de impago prolongado, el banco puede iniciar un proceso judicial para reclamar la deuda acumulada.

En un préstamo personal el cliente pone como garantía todos sus bienes presentes y futuros, de manera que si el proceso llega a juicio, el juez puede embargar los bienes propiedad del titular del préstamo (como vivienda, coche, cuentas bancarias) hasta cubrir la deuda. Si se ha dado una garantía adicional de uno o más avalistas, éstos deberán responder pagando las deudas, ya que sino el banco también podría llegar a embargar sus bienes.

Otro problema que aparece si no se paga un préstamo es que los datos del titular y en su caso el de los avalistas, se incluirán en los ficheros de morosos (como el de ASNEF, RAI o Experian), lo que hará muy difícil poder conseguir financiación en el futuro.

Puedes consultar otros productos de Abanca (cuentas, depósitos, tarjetas, etc.) en la página de Abanca en CrediMarket.

Preguntas de usuarios

Ver más preguntas

CrediMarket Noticias
(agosto de 2017)
CrediMarket