CrediMarket

Cuentas de ahorro remuneradas

Destinada al ahorro, una cuenta de ahorro remunerada ofrece un interés superior al de una cuenta corriente y suele ser inferior al de los depósitos a plazo fijo.

Utiliza este comparador de cuentas de ahorro que muestra las mejores cuentas bancarias remuneradas en España. Solicita online la que más se ajuste a tus necesidades.

Asesoramiento gratis
Te llamamos ahora
Rentabilidad / Plazo / Liquidación Importe mínimo Cancelación anticipada Garantía
Cuenta Ahorro
WiZink
Solvencia:
  • 0,50% TAE
  • Liquidación mensual
+ info
  • Sin importe mínimo
  • Fondo de garantía de depósitos español.
+ info
Solicitar
Cuenta NARANJA (depósito)
ING
Solvencia:
  • 0,05% TAE
  • durante 3 meses
  • Liquidación mensual
+ info
  • Sin importe mínimo
  • Disposición en cualquier momento sin penalización
  • Fondo de garantía de depósitos holandés.
+ info
Solicitar
Cuenta COINC (Bankinter)
COINC
Solvencia:
  • 0,30%TAE
  • 4% de descuento en compras en Amazon.es
+ info
  • Sin importe Mínimo y hasta 50.000 euros
  • Disposición en cualquier momento sin penalización
  • Fondo de garantía de depósitos español.
+ info
Solicitar
Cuenta Clara
Abanca
Solvencia:
  • 0,250% TAE
  • Desde el principio
+ info
  • A partir de 3.000 €
  • Fondo de garantía de depósitos español.
+ info
Solicitar

Ver todas las cuentas ahorro »

CrediMarket Noticias

Toda la actualidad sobre banca y su oferta de productos

Ayuda sobre Cuentas de ahorro remuneradas (noviembre de 2017)
¿Tienes dudas? Aquí las resolvemosHacer una pregunta ¡Ya hemos respondido 92815 preguntas!

Una cuenta de ahorro remunerada es una cuenta bancaria perfecta para rentabilizar los ahorros si se quiere disponer del dinero sin penalización alguna. Normalmente ofrece rentabilidades superiores a la de una cuenta corriente e inferiores a la de un depósito a plazo fijo.

A diferencia de un depósito, el importe introducido se puede disponer en cualquier momento sin penalización y a diferencia de una cuenta corriente, la operativa permitida es más limitada (no permite hacer ciertas operaciones como domiciliar los ingresos y los recibos, contratar ciertas tarjetas, etc.).

Te recomendamos que utilices el comparador de cuentas de ahorro para filtrar y averiguar cuál es la que te ofrece más ventajas. La mejor cuenta remunerada puede variar en función de las necesidades de cada persona si servirá para: depositar los ahorros de un niño, ahorrar para la adquisición de una vivienda habitual, pagar una boda, estudios, etc.

Generalmente las cuentas de ahorro no exigen que ingreses ningún importe mínimo. Con todo, siempre hay casos específicos en los que sí se solicitan para lograr una determinada rentabilidad, conseguir un regalo o para que no cobren comisiones de administración ni mantenimiento.

En cada caso la entidad establece un importe mínimo y es importante que te informes en el momento de su contratación.

Si comparamos una cuenta de ahorro y una cuenta corriente, encontraremos básicamente dos diferencias:

  • Las cuentas de ahorro ofrecen tipos de interés más elevados que las cuentas corrientes por el saldo en la cuenta. De esta manera, si quieres rentabilizar tu dinero te compensa abrir una cuenta de ahorro.
  • Las cuentas de ahorro tienen una operativa más limitada que las cuentas corrientes, en casi todos los casos no permiten: domiciliar la nómina, asociar tarjetas, cheques, etc. Por este motivo, si quieres una cuenta para gestionar tu día a día, es preferible que abras una cuenta corriente.

Los dos productos (las cuentas de ahorro y los depósitos a plazo fijo) se utilizan para rentabilizar el dinero depositado en una entidad financiera y ambos están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos.

Pero entre ellos podemos encontrar principalmente las dos siguientes diferencias:

  • Una cuenta de ahorro a diferencia de un depósito a plazo fijo permite disponer del dinero sin que el banco aplique una penalización a cambio. Así que si deseas ahorrar pero a la vez quieres tener la capacidad para retirar tu dinero del banco en cualquier momento, es mejor que contrates una cuenta de ahorro.
  • Una cuenta de ahorro generalmente ofrece menos rentabilidad que un depósito a plazo fijo. Si deseas rentabilizar tu dinero y tienes la seguridad de que no lo necesitarás durante hasta la fecha de vencimiento de un plazo fijo, es más conveniente que contrates un depósito a plazo fijo.
Para extranjeros residentes en España bastará con presentarse en una sucursal bancaria con pasaporte, tarjeta de residencia y un certificado de empadronamiento u otro documento que acredite un domicilio fiscal o que se está viviendo en el país, como una factura o recibo de teléfono.

En otro caso, cualquier persona de fuera de España que quiera abrirse una cuenta, necesitará presentar su pasaporte y declaración de residencia fiscal emitida por el consulado de su país, que deberá renovar anualmente o en su defecto un certificado de la policía.

Esto es requerido a no residentes para aplicar el régimen fiscal adecuado (retención o no retención en las liquidaciones). Algunas entidades incluso piden un certificado de solvencia emitido por algún banco en su país de origen. Es positivo además aportar un documento que acredite el origen y procedencia del dinero si se ingresa en efectivo, caso de turistas en España.

La Ley de enjuiciamiento civil establece algunas limitaciones al embargo de bienes, pero las cuentas bancarias no se libran de los embargos judiciales, siendo algo común el embargo de cuentas corrientes en procedimientos de apremio o embargos ejecutivos, como también en embargos preventivos.

Tendría que haber alguna disposición legal que declarase una cuenta en concreto como inembargable, algo muy poco frecuente. La única excepción reconocida legalmente y que podría evitar el embargo, son los derechos consolidados de un plan de pensiones.

Por otro lado, en caso de situación concursal como persona física o familias, el saldo en cuenta no podrá ser embargado ni apropiado por el banco, si no que se realizarán disposiciones de la cuenta para el cumplimiento del convenio de acreedores en su caso, o para satisfacer una hipotética fase de liquidación previa autorización del juez a la aplicación de fondos.

A nivel legal, la entidad en la que ingresas tu dinero se obliga a proteger, custodiar tu dinero y poner los medios necesarios para evitar los fraudes mediante identidad falsa. De ahí que las entidades se esfuercen en tener adecuadamente cumplimentadas las fichas de cliente con DNI digitalizados y firmas autorizadas registradas. Es su responsabilidad.

En el ámbito económico y frente al riesgo de quiebra de los bancos, el dinero depositado en cuentas a la vista y a plazo o depósitos, en España queda garantizado por el Fondo de Garantía de Depósitos, siempre que el banco este adscrito al mismo, hasta la cantidad de 100 mil euros por titular.

Los bancos extranjeros acostumbran a estar adheridas al fondo de garantía de su país de origen, por ejemplo Banco Espírito Santo al de Portugal, ING Direct al de Holanda o Deutsche Bank al de Alemania.

Por otro lado, al activar el servicio de banca electrónica para el acceso online a tus cuentas a través de Internet, te expones a que te puedan robar los datos bancarios. Son los conocidos phishing, los ataques a los que como usuario te expones, que tratarán de hacerse con tus datos de acceso, usuario, contraseña o password y firma electrónica.

Por eso las entidades se esfuerzan en mejorar la seguridad en el acceso a la banca electrónica para proteger al usuario, siendo cada día más común que todas las webs de banca, además de moverse en entornos de navegación seguros HTTPS para la protección de los usuarios, requieran además de la firma electrónica, una clave determinada o posición de la tarjeta de coordenadas personal del usuario para banca electrónica, más una ulterior clave que te envía el banco mediante sms al número de móvil particular cedido para contacto por el cliente como condiciones necesarias para tramitar transferencias online. Así, salvo que cometas alguna imprudencia facilitando tus datos a terceros, las entidades suelen actuar de forma muy eficaz ante este tipo de fraudes.

Por tanto, debes ser muy prudente y no ceder tus datos de acceso al portal de banca electrónica a nadie, nunca, ya que los estafadores o hackers bancarios suelen intentar engañar a los usuarios de banca online a través del envío de emails con enlaces a webs virtuales que simulan ser la de tu banco para que accedas y clonar tus datos bancarios electrónicos. También se hacen pasar por tu banco solicitando tus claves para un fin que intentan simular como lícito cuando en realidad es una estafa o fraude, tanto por Internet o con e-mails, como por medio del envío de mensajes al móvil solicitando tu respuesta o realizando llamadas telefónicas. Al robar tus datos accederán a la posibilidad de tratar de robar tu dinero.

Si crees que han robado tus datos por referencia de la última conexión realizada o si ya no puedes acceder a tu posición en el banco con tus claves de acceso, ponte en contacto con tu banco para que traten de averiguar y rastrear quién realizo el robo en colaboración con la policía cibernética y procedan a restaurar tu usuario con una nueva contraseña, de forma que puedas poner asimismo una nueva firma electrónica. Asimismo es importante que cada cierto tiempo modifiques tu contraseña de acceso. Y en caso de que te hayan robado dinero, solicita el bloqueo de tus cuentas.

Las comisiones y gastos que puede soportar una cuenta bancaria, dependen de las tarifas que quiera aplicar cada entidad en sus condiciones particulares en contratos de apertura de cuenta corriente, las cuales pueden ser objeto de revisión o modificación posterior y unilateralmente por parte del banco siempre que las publique e informe a sus clientes en su tablón de anuncios en oficinas como en Internet.

En cualquier caso, las comisiones que se apliquen desde el banco, deben de estar publicadas, informadas al público cliente de la entidad y previamente autorizadas por el Banco de España como banco central nacional y miembro del Sistema Europeo de Bancos Centrales.

En el caso de la cuenta corriente bancaria, el principal gasto suele recaer en la comisión de mantenimiento. Que se paga por la custodia del dinero, el derecho a ordenar cargos y abonos, el mantenimiento de registros contables, la emisión de documentos como extractos, recibos y liquidaciones así como por el servicio de caja.

A su vez también puede haber una comisión de administración. Que responde a los gastos generados por los adeudos de recibos, movimientos y apuntes contables de transferencias etc. Y asociada a esta, una comisión por los servicios de transferencias o abonos y adeudos de cheques.

También es frecuente que establezcan las tarifas por comisión de descubierto en cuenta, unido a otra comisión, la comisión de impagados o de reclamación de posición deudora. Puede surgir una comisión de impago de préstamos contratados con ese banco a causa de no tener saldo en cuenta suficiente, la cual estará reflejada en la póliza de préstamo.

Una cuenta bancaria también puede tener definida una comisión por ingresos o retirada de efectivo en oficinas distintas de donde este domiciliada la cuenta. Así ocurre con las operaciones SICA todavía en vigor, de las antiguas cajas confederadas.

Y por último las cuentas bancarias pueden soportar también comisiones por emisión de certificados de titularidad o saldos, por gastos de correo por el envío de comunicaciones (documentos, extractos, liquidaciones). También por la propia cancelación de la cuenta o la comisión por cancelación anticipada en contratos de cuenta de depósito a plazo, restando o limitando la rentabilidad contratada para el caso de mantenimiento del saldo contratado hasta el vencimiento.

Todos estos gastos repercutidos al cliente suelen servir básicamente para compensar los servicios que presta el banco, de forma que le sirvan para cubrir sus gastos de estructura. Es importante para los clientes por tanto comparar las comisiones de cuentas corrientes de los diversos bancos junto con los servicios que le prestan a cambio en defensa de sus intereses particulares, de forma que utilice para su operatoria bancaria las mejores y más rentables cuentas corrientes.

Es posible encontrar una cuenta de ahorro sin comisiones. Las cuentas online acostumbran a ser gratis en cuento a su mantenimiento y administración, e incluso algunas entidades permiten realizar traspasos y transferencias sin comisiones por Internet.

También las cuentas jóvenes suelen estar exentas de comisiones, cuentas corrientes para menores de 26, 28 o 30 años, según el banco. Para bebes recién nacidos y adolescentes los bancos ofrecen cuentas infantiles de ahorro, que remuneran el saldo, no tienen comisiones y no permiten cargar domiciliaciones, utilizar tarjetas ni emitir cheques. Estas cuentas están destinadas para que los padres vayan acumulando ahorros a favor de sus hijos de forma que puedan contar con ahorros en un futuro que den soporte económico para sus estudios profesionales o universitarios.

¿Tienes dudas? Aquí las resolvemosHacer una pregunta ¡Ya hemos respondido 92815 preguntas!

Ver más preguntas

Últimas noticias sobre Cuentas de ahorro remuneradas
CrediMarket Noticias (noviembre de 2017) Ver CrediMarket Noticias
CrediMarket