CrediMarket
Bankimia ahora es CrediMarket

Varias opciones para financiar la vuelta al ‘cole’

El próximo curso escolar está a la vuelta de la esquina y, tras los gastos habituales del verano, las familias deben afrontar un nuevo reto financiero. La parte positiva es que se trata de un desembolso previsible que, aunque no sabemos la cantidad exacta, pues varía año tras año según las necesidades de cada curso, permite organizarse.

Una buena opción (y muy recomendable) sería amortizar mensualmente una cantidad de dinero para hacer frente al pago del siguiente curso. Ésta sería una manera de auto-financiarse evitando intereses y abonando una cuantía 100% adaptada a nosotros. Pudiendo ser flexible y reducirla en los meses de menor capacidad de ahorro y aumentarla en otros momentos.

Un estudio reciente de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), determina que las familias con hijos escolarizados entre 3 y 17 años para el curso 2017/18 tendrán que soportar un gasto medio por niño de 1.212€.

Lógicamente, se trata de una cantidad aproximada que puede variar dependiendo del tipo de colegio y las necesidades de cada uno. Por ejemplo, los costes en la educación pública rondarán los 841€, en los centros concertados se abonarán cerca de los 1.856€ y en la educación privada el coste ascenderá a 4.086€.

Estas cantidades incluyen partidas anuales como la matrícula, los uniformes, los libros de texto, el material escolar y la cuota de la asociación de padres. Así como costes mensuales como la cuota escolar, las actividades extraescolares, los costes del comedor y el transporte de los niños.

En el caso de no haber amortizado el capital previamente y necesitar financiación para hacer frente a estos costes existen tres alternativas:

Financiar con el colegio

Algunas escuelas permiten pagar sin intereses y a plazos el importe total de los costes junto con la cuota escolar. En caso de tener esta posibilidad, ésta sería una buena opción para aquellos que no puedan hacer frente a este gasto de una sola vez.

Préstamos

Para cantidades reducidas podremos inclinarnos hacia un mini-préstamo. Esta opción permite solicitar sumas máximas de 500€ a un plazo ajustado, normalmente limitado a 30 días. Los costes derivados de la contratación suelen establecerse en forma de honorarios fijos que cambian según la cuantía solicitada.

Si debemos hacer frente a un importe mayor tendremos que elegir un préstamo al consumo, que generalmente ofrecen una financiación mínima de 3.000€, excepcionalmente permiten solicitar 1.000€, y un interés cercano al 8%. En este caso, tendremos mayor posibilidades financieras y podremos elegir el plazo con mayor facilidad.

Tarjeta de crédito

Como última opción tenemos las tarjetas de crédito. Mediante esta alternativa podremos hacer frente a los costes de la vuelta al colegio sin necesidad de pagar intereses si la devolución se realiza antes de fin de mes. En caso contrario, se aplicarán penalizaciones e intereses que podrían encarecer mucho el coste final.

Si nos decidimos por esta alternativa, es recomendable consultar las condiciones de nuestra tarjeta de crédito. Concretamente, los tipos de interés por demora y por pago aplazado. Ya que pueden encarecer mucho la transacción y, por tanto, la TAE que finalmente debamos asumir.

Esta entrada fue publicada en Artículos y guías, Préstamos, Tarjetas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CrediMarket no se responsabiliza de los comentarios que se publican.
No introduzcas datos personales o identificativos, tu comentario será público. Si cometes un error, o quieres un comentario envíanos un email a contacto@credimarket.com

Compara y solicita
tu préstamo