CrediMarket

¿Qué es la CIRBE y cómo solicitar los datos?

En un artículo publicado en Fotocasa explicábamos en qué consiste la Cirbe, un servicio público que aglutina toda la información relativa a los préstamos más arriesgados concedidos por entidades bancarias en nuestro país.

Después de que el Banco de España publicara que el ratio de créditos dudosos, incluyendo los saldos morosos, disminuyó hasta el 10,4%, cabe destacar que nuestro país sigue sufriendo una compleja situación con cifras como ésta.

Las entidades todavía se muestran reticentes a la concesión de créditos y exigen el cumplimiento de numerosos requisitos para salvaguardar y garantizar la devolución del crédito.

La información sobre el perfil crediticio de una persona queda recogida en la CIRBE. Las entidades acudirán a este servicio para realizar las pertinentes comprobaciones antes de conceder un préstamo.

Quienes hayan solicitado un crédito o préstamo, tanto personal como hipotecario, a una entidad financiera habrán oído hablar de la CIRBE, instrumento de gran utilidad para el banco cuando necesita conocer la situación de endeudamiento de su cliente. Pero, ¿qué es la CIRBE y cómo funciona?

¿Qué es la CIRBE?

La CIRBE es la Central de Información de Riesgos del Banco de España. Es un servicio público que gestiona una base de datos en la que constan prácticamente todos los préstamos, créditos, avales y riesgos en general, que las entidades financieras tienen con sus clientes.

Por cada uno de esos riesgos, la entidad que los declara debe facilitar la información más relevante, incluyendo la identificación de cliente. No es un registro de morosos. La información que se recoge en esta Central es independiente de si sus titulares están al corriente o no de sus pagos.

El objetivo de la CIRBE es facilitar a las entidades declarantes información necesaria para su actividad y permitir al Banco de España el adecuado ejercicio de sus competencias y en particular las de supervisión e inspección de las entidades de crédito.

¿Cómo funciona la CIRBE?

Mensualmente, las entidades de crédito deben declarar a la CIRBE la práctica totalidad de sus riesgos de crédito y los titulares a quienes corresponden. El importe mínimo de la declaración es de 6.000 euros. Los riesgos declarados se clasifican en dos grandes grupos:

1.- Riesgos directos: es decir, aquellos que se derivan de préstamos o créditos de dinero o de firma de avales y de las operaciones de arrendamiento financiero. También los valores de renta fija que posea la entidad (excluidos los emitidos por la Administración Central).

2.- Riesgos indirectos: es decir, aquellos de quienes garantizan o avalan a otros clientes que tienen concedidos préstamos o créditos por la entidad.

Desde la aprobación de la Ley de Medidas para la Reforma del Sector Financiero la entidad a la que se solicita un crédito no necesita la autorización expresa del cliente para acceder a los datos publicados en la CIRBE, aunque sí ha de informar por escrito al cliente del derecho de la entidad a consultarlos.

¿Cómo se puede acceder a los datos de la CIRBE?

Cualquier persona física o jurídica puede acceder de forma gratuita a toda la información que está a su nombre en la CIRBE. El acceso se puede hacer:

  • A través de la Oficina Virtual del Banco de España.
  • En la Oficina de la Central de Información de Riesgos situada en la sede del Banco de España.
  • Mediante una carta, a través de correo postal.

La solicitud debe ir firmada por el titular, adjuntando fotocopia del DNI o pasaporte e indicando la dirección para su envío por correo certificado. En caso de que el informe lo solicite un representante del titular será necesario que aporte fotocopia del documento público que acredite su derecho a obtener información en nombre del representado.

Existe, además, el derecho de rectificación. Los titulares que consideran que los datos declarados en la CIRBE son incorrectos o están incompletos deben dirigirse a la entidad que ha facilitado la información de forma errónea para pedir su rectificación o directamente su cancelación

Esta entrada fue publicada en Artículos y guías, Hipotecas, Noticias, Préstamos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Entradas relacionadas

Los comentarios están cerrados.

CrediMarket no se responsabiliza de los comentarios que se publican.
No introduzcas datos personales o identificativos, tu comentario será público. Si cometes un error, o quieres un comentario envíanos un email a contacto@credimarket.com

Las noticias en tu email

Buscar en el blog:

¿Tienes dudas?

Cuéntanos tu caso, expertos independientes y usuarios te contestarán gratuitamente.

Haz tu pregunta

Categorias

Compara y solicita
tu préstamo