CrediMarket

Pros y contras de las hipotecas a tipo fijo

Hipotecas a tipo fijo

La recuperación del sector inmobiliario se consolida. Para 2018 se prevé que las ventas de casas y pisos sigan creciendo. También su precio, que podría encarecerse en un 5,00%, en cuanto a la vivienda nueva se refiere. En algunos casos apuntan, incluso, a un 10%. Si eres de los que se está planteando comprar un inmueble, debes tener en cuenta varios aspectos.

Entre ellos, durante este año (lo más probable es que durante el primer semestre) entrará en vigor la nueva Ley hipotecaria. Implicará una rebaja en varias comisiones, entre ellas las de cancelación, y limitará la exigencia de contratar otros productos como condición ‘sine qua non’ para conceder la hipoteca.

También, el tipo de préstamo hipotecario que quieres contratar. Probablemente, la primera opción que te propongan los bancos que consultes sea una hipoteca a tipo fijo. De hecho, éstas han experimentado un notable crecimiento en los últimos años. Según el Instituto Nacional de Estadística, en octubre de 2017 supusieron un 34,4% del total de registros (en 2016, el 28,6%; y en 2015, el 9,7%).

Antes de decidirte por una de ellas, te planteamos cuatro aspectos a analizar.

– Cuotas siempre iguales: A no ser que se cambie la contratación de los productos vinculados con los que se puede conseguir una reducción del tipo de interés, los pagos van a ser siempre los mismos. Ya sea el préstamo de 10, 15, 20 o 30 años.

– Intereses más caros: Los tipos fijos, aunque son los más bajos de los últimos 10 años, siguen siendo más elevados que los diferenciales de las hipotecas variables. Los primeros, a día de hoy, varían en función del plazo de amortización, los productos adicionales que se suscriban y la entidad y pueden moverse entre el 1,50% y el 4,00%. El abanico de los diferenciales  oscila entre el 0,85% y el 2,70%.

– No te beneficias del euríbor negativo: Desde hace dos años, el euríbor, tipo de referencia mayoritario en las hipotecas a interés variable que se firman en España, está en números rojos. Este hecho ha conllevado constantes rebajas en las cuotas de los hipotecados cuyos préstamos están vinculados a él y les tocaba revisión. En esta tabla vemos la evolución de las cuotas de un préstamo hipotecario de 100.000 euros a amortizar a 20 años y con un diferencial del 1,00%. Los cálculos se han llevado a cabo con la calculadora de hipotecas de CrediMarket y tomando como base los valores del euríbor del mes de julio.

AñoEuríborCuota (en euros)
2017-0,154%453
2016-0,056%457
20150,167%467
20140,488%482
20130,525%484
20121,061%509
20112,183%564
20101,373%524
20091,412%526
20085,393%739

Pero el euríbor no siempre va a ser negativo. De hecho, todo apunta a que en un plazo relativamente corto inicie su recuperación, lo que provocará una nueva subida en las cuotas.

–  Los plazos de amortización son menos largos: Si bien los plazos de amortización de las hipotecas fijas han sido siempre más cortos que las de interés variable (las primeras apenas alcanzaban los 15 años y las segundas se extendían has 40), de un tiempo a esta parte se han equiparado. Y hay entidades que comercializan hipotecas a tipo fijo con plazos de hasta 30 años.

¿Te interesa, pues una hipoteca a interés fijo? Si lo que estás buscando es cierta tranquilidad y saber cuáles van a ser las cuotas durante toda la vida del préstamo, probablemente. Sobre todo si vas a mantener estables tus ingresos y gastos.

 

Esta entrada fue publicada en Hipotecas, Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CrediMarket no se responsabiliza de los comentarios que se publican.
No introduzcas datos personales o identificativos, tu comentario será público. Si cometes un error, o quieres un comentario envíanos un email a contacto@credimarket.com

Compara y solicita
tu préstamo