CrediMarket

Lo que debes saber del seguro de protección de pagos

Al contratar un préstamo o una hipoteca la entidad da la opción de contratar una serie de productos con la intención de rebajar el interés. Los más habituales son domiciliar la nómina, contratar seguro de vida, de hogar y el de protección de pagos. Este último ha ido abriéndose paso y se ha convertido en uno de los habituales. Pero realmente no sabemos en qué consiste o qué cubre. Así, que vamos a responder las dudas más habituales.

¿En qué consiste un seguro de protección de pagos?

De primeras, por su nombre deducimos que va a proteger los pagos de algo. Ese algo es un préstamo o una hipoteca, así que el seguro protegerá los pagos de la hipoteca.

El seguro pagará una parte o el total de la cuota del préstamo durante un tiempo determinado en el caso de que los titulares del producto se queden en paro o se les haya otorgado una situación de incapacidad laboral total o parcial. No cubren todas las situaciones de paro o bajas temporales, por ello hay que leerse muy bien la letra pequeña.

Para contratarlo el cliente tienen que ser trabajador por cuenta ajena con contrato indefinido (con más de seis meses de antigüedad) o en algunos casos trabajadores fijos discontinuos, que realizan trabajos por temporadas determinadas. Cubre la pérdida del trabajo por causa ajena a la voluntad del trabajador.

¿De qué se hace cargo el seguro?

El seguro se hace cargo de pagar la cuota mensual del préstamo o un porcentaje de la cuota, siempre y cuando el asegurado permanezca 30 días situación de desempleo o incapacidad temporal. Las aseguradoras marcar un máximo de cuotas que pagarán, pueden ser hasta 12 meses seguidos o un máximo de 36 cuotas alternas.

Este último consiste en aquellas personas que cada cierto tiempo se encuentren en desempleo o incapacidad se les pagará un máximo de 36 cuotas que no podrán ser seguidas.

¿Qué cubre?

Cubre el fallecimiento del asegurado, la incapacidad temporal y en algunos casos la incapacidad permanente total y absoluta, y por último, el desempleo.

Ventajas

La principal ventaja es la solución a situaciones de falta de ingresos, en la mayoría de caso el préstamo financia la prima y que mejora el tipo de interés del producto a contratar.

 

Esta entrada fue publicada en Hipotecas, Noticias, Préstamos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CrediMarket no se responsabiliza de los comentarios que se publican.
No introduzcas datos personales o identificativos, tu comentario será público. Si cometes un error, o quieres un comentario envíanos un email a contacto@credimarket.com

Las noticias en tu email

Al pulsar "Suscribirse" aceptas las condiciones generales

Buscar en el blog:

¿Tienes dudas?

Cuéntanos tu caso, expertos independientes y usuarios te contestarán gratuitamente.

Haz tu pregunta

Categorias

Compara y solicita
tu préstamo