CrediMarket

Hipotecas para reformas: cómo son y dónde conseguirlas

HIpotecas para reformas

Descubre aquí las diferentes opciones que existen de préstamos e hipotecas si eres de los que aprovecha el buen tiempo para hacer reformas en casa y necesitas financiarlas. 

¿Quieres más información? ¡Visita el blog de CrediMarket!

Buen tiempo. Entre otras cosas, tiempo de reformas. Y es que hay quien aprovecha los meses de calor para hacer obras en casa, sean de la magnitud que sean.  

Porque, si has vivido unas obras en casa en alguna ocasión, sabrás que no es lo mismo pintar cuatro paredes que renovar el baño y la cocina enteros, cambiar los muebles de las habitaciones, del comedor y el sofá… Que una reforma integral.

Estamos hablando de gastos que, por presupuesto, pueden ir desde los 1.000 a los 70.000 euros o más.  Y, para afrontarlos, es posible que se necesite financiación. 

Te explicamos las diferentes posibilidades que existen, con algunos ejemplos, y las vías para acceder a ellas. 

Hipoteca para reformas 

Aunque no son muy habituales en las carteras de productos de los bancos, existen las hipotecas para reformar una vivienda. De hecho, puede ser una opción si las obras que se van a realizar son de gran magnitud. 

Con todo, habitualmente están restringidas. Y es que para acceder a una hipoteca para reformas se han de cumplir algunas condiciones: la vivienda que se va a hipotecar no ha de tener otras cargas o hipotecas pendientes y se tiene que solicitar un importe superior a los 30.000 euros. 

En cuanto a sus características, las hipotecas para obras aplican unos tipos de interés más bajos, unos plazos de amortización más amplios y dan la opción de acceder a un mayor importe que un préstamo para reforma de vivienda.  

¿Dónde encontrar hipotecas para reforma? 

En la actualidad, según ha podido comprobar el comparador de hipotecas de CrediMarket, solo Banco Mediolanum y Banco Santander disponen de hipotecas para reformas en general. 

En el caso de Banco Mediolanum se trata de la Hipoteca Freedom Green, que tiene dos finalidades: adquirir una vivienda o reformar la casa actual.  Eso sí, en ambos casos, la vivienda debe tener (o disponer tras la reforma) la certificación energética A o B.

En cuanto a las condiciones, en junio de 2022, tiene un tipo fijo inicial de 12 meses al 1,50% y, a partir del segundo año, un diferencial del 0,85 % sobre el euríbor si se tienen domiciliados en Banco Mediolanum unos ingresos de más de 3.000 euros y se contrata un seguro de vida con la entidad.

Por su parte, Banco Santander presenta su Hipoteca Reforma con unas condiciones especiales: financia hasta un 60 % del valor de la vivienda a reformar que, además, debe estar libre de cargas.

Préstamos para reforma

Los préstamos para reforma son otra de las vías más habituales para financiar una obra en casa. Habitualmente, pueden ofrecer hasta 80.000 euros con plazos de amortización de hasta 8 años. El tipo de interés variará según la entidad, el importe que se solicite, el tipo de obra que se va a llevar a cabo, etc.  

Generalmente suelen presentar un TIN a partir del 5,00% (a veces hay bonificaciones si se tienen otros productos del banco contratados). También presentan intereses por debajo del 5,00 % cuando la finalidad de la obra es que el hogar sea sostenible.  

Documentación para los préstamos reforma 

Como sucede con cualquier otro préstamo, al solicitar una financiación para hacer obras en casa, la entidad pedirá cierta documentación. Más allá de estudiar si quien pide el préstamo va a poder devolver todo el dinero en el tiempo acordado y sin retrasos, también querrá ver a cuánto asciende el presupuesto de la reforma para adaptar el importe de la financiación.  

Así, además de presupuestos y, en casos concretos, facturas de cada uno de los gastos relacionados con la rehabilitación, estos son los papeles que se piden de forma habitual cuando se solicita un préstamo reforma:   

  • Documento de identificación: DNI, NIE… 
  • Número de cuenta corriente en la que se ingresará el dinero del préstamo. 
  • Copias de las dos o tres últimas nóminas.  
  • Historial laboral actualizado.  
  • Última declaración de la renta. 
  • Otros ingresos que se puedan tener (alquileres, rentas, pensiones…). 
  • De tener otras propiedades o bienes (pisos en propiedad, cuentas de ahorro, acciones…), listado de los mismos. 
  • Si los hubiera, otros préstamos. 
  • Si se es autónomo: fotocopia del documento de alta, última declaración de IVA y pagos fraccionados de IRPF e IVA. 

Qué es mejor: ¿pedir una hipoteca o un préstamo reformas? 

La respuesta sería depende, ya que variará en función de la situación del cliente y de las condiciones que le ofrezca el banco. Como punto de partida, con una hipoteca se puede acceder a un mayor importe de dinero que el que se puede conseguir en un préstamo personal con un tipo de interés más bajo y un plazo de amortización más elevado. 

Con todo, y como hemos visto, para acceder a una hipoteca para una reforma se deben cumplir algunos requisitos (que la vivienda no tenga ninguna hipoteca o carga pendiente y que el importe que se pide sea de más de 30.000 euros).  

Esta entrada fue publicada en Bancos, Hipotecas, Noticias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CrediMarket no se responsabiliza de los comentarios que se publican.
No introduzcas datos personales o identificativos, tu comentario será público. Si cometes un error, o quieres un comentario envíanos un email a contacto@credimarket.com

Las noticias en tu email

Buscar en el blog:

¿Tienes dudas?

Cuéntanos tu caso, expertos independientes y usuarios te contestarán gratuitamente.

Haz tu pregunta

Categorias

Compara y solicita
tu préstamo