CrediMarket

Así son las mejores hipotecas del mercado para jóvenes

hipotecas para jovenes

Las hipotecas para jóvenes eran un producto habitual en las carteras de los bancos hace algunos años. Iban destinadas a personas hasta 36 años, con trabajos e ingresos estables, que querían acceder a una primera vivienda. Si bien han ido a menos, aún se siguen comercializando. Descubre aquí cómo son las hipotecas para jóvenes.

¿Buscas hipoteca? ¡Nuestros expertos te ayudan a encontrarla aquí!

En la actualidad, es complicado encontrar muchos productos financieros destinados a gente joven, por debajo de 35 años. Con todo, hace años, sobre todo antes de la crisis de 2008, era muy habitual verlos en las carteras de productos de los principales entidades. Lo más habitual eran hipotecas.

Tras el cierre del grifo del crédito, que se extendió hasta el año 2013, aproximadamente, las personas jóvenes empezaron a tener, en general, problemas para encontrar financiación. Sus salarios, normalmente algo más bajos, y la escasa antigüedad o inestabilidad laboral eran algunos de los motivos.

Con todo, no siempre es así. Y sigue habiendo entidades que ofrecen hipotecas para jóvenes. Banco Santander, sin ir más lejos, ha anunciado la comercialización de hasta 1.000 hipotecas destinadas a personas de menos de 36 años. Y CajaSur, así como KutxaBank, disponen también de préstamos para la adquisición de viviendas para este colectivo.

¿A quién están dirigidas las hipotecas para jóvenes?

La edad límite de las hipotecas para jóvenes puede variar en función de la entidad. Con todo, para poder solicitarlas, los futuros titulares no deben superar los 35 o 36 años cuando las piden.

¿Cómo son las hipotecas para jóvenes?

Las hipotecas para jóvenes suelen ser más flexibles que las hipotecas generales. Como hemos indicado, cada entidad puede tener su propia política al respecto, pero a rasgos generales:

  • Tienen plazos de amortización más amplios: si en una hipoteca común habitual los plazos de amortización no suelen superar los 30 años, en las hipotecas para jóvenes se pueden alargar hasta 35 o 40 años.
  • Condiciones ventajosas: Es posible (aunque no siempre es así) que los tipos de interés de las hipotecas para jóvenes sean algo inferiores a los de una hipoteca común. Como siempre, existirá la posibilidad, no obligatoriedad, de contratar otros productos del banco (cuentas, tarjetas, seguros, etc.) que ayudarán a rebajar el tipo de interés.
  • Más financiación: Las hipotecas para jóvenes pueden financiar un porcentaje más elevado del valor de compraventa o de tasación que una hipoteca común. Si estas últimas llegan al 80 % del menor precio de ambos, las jóvenes pueden alcanzar hasta el 95% (a veces el 100%).
  • Periodos de carencia: Es común que las hipotecas para jóvenes ofrezcan periodos de carencia (en los que solo se pagan intereses, por ejemplo, durante un periodo de tiempo). Así, las cuotas son más bajas y ofrecen cierto «desahogo» a la economía del titular.

En ocasiones, ciertas de las ventajas que ofrecen las hipotecas jóvenes, como por ejemplo, intereses más bajos o periodos de carencia, se extienden solo hasta que los titulares alcanzan la edad máxima.

¿Qué requisitos hay que cumplir para conseguir una hipoteca joven?

Los requisitos a cumplir para conseguir una hipoteca joven no distan mucho de los que se exigen habitualmente. Así, a la hora de estudiar una solicitud, el banco estudiará el perfil de la (o las) persona que la pide para asegurarse de que responderá a los compromisos que adquiera: que pagará las cuotas de forma puntual.

Así, se tendrá que demostrar tener cierta estabilidad laboral y tener unos ingresos fijos y demostrables, además de tener ciertos ahorros.

Si se tienen (o han tenido) otras deudas, que nunca ha habido impagos y no se ha estado en ningún fichero de morosidad.

Y, finalmente, que el dinero que se destina al pago de la hipoteca y si hubiera otras deudas, junto a ellas, no supera el 35 % de los ingresos. Es el porcentaje de endeudamiento.

¿Qué documentos hay que presentar en una hipoteca joven?

Para estudiar una solicitud de una hipoteca joven, la entidad pedirá una serie de documentos, que no dista mucho, de nuevo de los que se requieren habitualmente.

Entre otros pedirán documentos con los que puedan ver la edad del o los solicitantes, el estado civil, la profesión, el tipo de contrato laboral, movimientos bancarios, otras posibles deudas… En caso de ser un profesional autónomo, resumen anual del IVA, pagos trimestrales, últimos pagos de la seguridad social…

¿Buscas hipoteca? ¡Nuestros expertos te ayudan!

Si estás buscando hipoteca, déjate ayudar. Los agentes expertos de CrediMarket te ayudarán a encontrar la que más te interesa, solicitarla e, incluso si así lo quieres, con todo el papeleo. Para que tu te ocupes de lo importante: elegir muebles, colores de las paredes, lámparas…

Esta entrada fue publicada en Hipotecas, Noticias y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CrediMarket no se responsabiliza de los comentarios que se publican.
No introduzcas datos personales o identificativos, tu comentario será público. Si cometes un error, o quieres un comentario envíanos un email a contacto@credimarket.com

Las noticias en tu email

Buscar en el blog:

¿Tienes dudas?

Cuéntanos tu caso, expertos independientes y usuarios te contestarán gratuitamente.

Haz tu pregunta

Categorias

Compara y solicita
tu préstamo