CrediMarket

7 aspectos a tener en cuenta si usas la tarjeta de crédito durante las rebajas

Encontrar la mejor ganga durante estas rebajas, que ya casi rozan el remate total. Ya sea en ropa, en accesorios… Adquirir aquello cuya compra demoramos por si se podía encontrar a mejor precio o aquello otro que no se buscaba pero que acaba repitiendo nuestro nombre.

Si bien es recomendable, cuando se va a hacer alguna compra, no dejarse llevar por impulsos, de vez en cuando, y siempre que la economía personal lo permita, no está de más darse un capricho. Y, si se ha decidido pagar con la tarjeta de crédito, te explicamos aquí siete aspectos a tener en cuenta y que te pueden interesar, según los expertos del comparador CrediMarket.com.

  1. Aunque las usamos como medio de pago, las tarjetas de crédito son, en esencia, un método de financiación. Además, son muy flexibles ya que podemos escoger cuándo devolvemos el crédito que hayamos empleado: en un solo pago (la forma más habitual), un porcentaje mensual de que queda de deuda o un importe concreto cada mes. La primera no añade comisiones, sí las dos últimas.
  2. Si se tiene una, y con crédito disponible, es la forma más rápida de acceder a financiación ya que nadie tiene que aprobar la operación. Si no se tiene, el proceso para obtenerla se puede alargar hasta un mes, según la entidad, ya que esta analizará el perfil del solicitante como si de un préstamo se tratara, tendrá que dar el visto bueno y gestionar su envío.
  3. Los intereses que aplican las tarjetas de crédito, si se fraccionan los pagos, son más elevados que los que suma un préstamo. Pueden alcanzar (y superar) el 20,00 % cuando en los préstamos rondan el 8,00 %.
  4. El dinero que financian, el crédito que facilitan, puede variar en función del perfil del cliente (ingresos, otros gastos…), de la política del banco y del tipo de tarjeta (la financiación con una tarjeta platinum es mayor al de una común). Con todo, lo más común es que oscile entorno los 10.000 euros.
  5. Podemos ponerle topes. Por ejemplo, para evitar pasarnos con las compras, se pueden establecer límites de uso, además del de crédito, que fija la entidad. Así, podemos ordenar que no se puedan pagar con la tarjeta más de unos euros concretos al día, a la semana…
  6. No hace falta cambiar de banco para obtener una. A veces no es necesario ni vincularse con la entidad.
  7.  Dan seguridad: Por una parte, suelen incluir seguros contra el fraude o de protección de compras. Por otra, pueden añadir servicios de aviso como códigos al móvil para concluir una compra online, por ejemplo, o envío SMS o bocadillos al teléfono que avisan de cada pago.

Con todo, cabe recordar que antes de hacer cualquier gasto extra, y si se va a recurrir a algún préstamo, es aconsejable hacer números y que éstos se ajusten a nuestras necesidades.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CrediMarket no se responsabiliza de los comentarios que se publican.
No introduzcas datos personales o identificativos, tu comentario será público. Si cometes un error, o quieres un comentario envíanos un email a contacto@credimarket.com

Las noticias en tu email

Buscar en el blog:

¿Tienes dudas?

Cuéntanos tu caso, expertos independientes y usuarios te contestarán gratuitamente.

Haz tu pregunta

Categorias

Compara y solicita
tu préstamo