CrediMarket

4 tipos de cuentas corrientes: ¿Sabes cuál te conviene más?

Descibre la cuenta corriente que mejor va contigo

Si quieres disponer de tu dinero, poder gestionar las operativas del día a día como ingresar o sacar dinero, hacer transferencias, y domiciliar la nómina o vincular las tarjetas de crédito, la mejor forma de hacerlo es a través de una cuenta corriente. Existen varias y pueden facilitarte las gestiones de tus finanzas personales.

En CrediMarket, te comentamos los requisitos para abrir una cuenta corriente y los los diferentes tipos de cuentas que existen. Porque aunque todas funcionan de forma similar, hay pequeñas diferencias.

Requisitos necesarios

Para abrir una cuenta corriente en la mayoría de los casos las entidades te pedirán cierta documentación. El DNI, dirección de correo electrónico, declaración de actividad económica y justificante de ingresos entre otros. Después, en función del tipo de cuenta y de las tarjetas que quieras tener asociadas el banco podrá exigirte más información.

1 – Cuentas corrientes

Son las cuentas bancarias más habituales. A través de este tipo de cuenta podrás realizar las operaciones más cotidianas como domiciliar los ingresos, pagar lo recibos o asociar las tarjetas de crédito o débito.

Normalmente, no ofrecer ningún tipo de remuneración por mantener el dinero en ellas, y además suelen incluir comisiones. Las más habituales son por mantenimiento y administración.

2 – Cuentas de ahorro

Están pensadas para guardar el dinero en el banco a cambio de cierta rentabilidad. Podrás tener total disponibilidad sobre tus ahorros por lo que es una opción segura en momentos de inestabilidad económica.

Ofrecen una operativa mucho más limitada, y generalmente permiten recibir o enviar dinero a otra cuenta corriente mediante un traspaso o transferencia.

3 – Cuentas nóminas

Pueden considerarse una modalidad dentro de las cuentas corrientes, ya que su operativa es muy similar. Pero para abrir una cuenta nómina es imprescindible domiciliar tus ingresos, la pensión o una prestación por desempleo.

A cambio de esto, las entidades pueden ofrecer una serie de ventajas como bonificaciones en los recibos, la eliminación de alguna comisión o incluso regalos.

4 – Cuenta joven

No es muy diferente a las demás ya que su operativa es semejante. Su principal diferencia es que está dirigida a un público de hasta una determinada edad, de entre 18 y 26 años. Es común que este tipo de cuentas ofrezcan promociones y condiciones especiales enfocadas a estos jóvenes como remuneraciones, descuentos o tarjetas para viajar en el extranjero.

¿Necesitas una cuenta?

Si ya te has decidido abrir una cuenta corriente desde CrediMarket, te ayudamos ha encontrar la mejor para ti. En nuestra web, podrás comparar de forma gratis y sin compromiso. En pocos minutos obtendrás resultados personalizados. ¡Así de fácil!

Esta entrada fue publicada en Cuentas, Noticias. Guarda el enlace permanente.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CrediMarket no se responsabiliza de los comentarios que se publican.
No introduzcas datos personales o identificativos, tu comentario será público. Si cometes un error, o quieres un comentario envíanos un email a contacto@credimarket.com

Las noticias en tu email

Buscar en el blog:

¿Tienes dudas?

Cuéntanos tu caso, expertos independientes y usuarios te contestarán gratuitamente.

Haz tu pregunta

Categorias