CrediMarket
Bankimia ahora es CrediMarket

10 consejos para financiar la compra de una moto

Esta semana en un artículo publicado en Autoscout24 sugeríamos algunas claves a tener en cuenta frente a la necesidad de financiar una moto.

El sector de las dos ruedas no atraviesa su mejor momento. En septiembre, tras la subida del IVA, las matriculaciones de motocicletas han sufrido una caída del 31,3% respecto al mismo mes de año anterior. Mientras que en el acumulado del año, las ventas registran un retroceso del 18%, según datos de Anesdor.

Una caída de ventas que lleva a los fabricantes de motocicletas a poner en marcha promociones sin duda atractivas para atraer clientes a los concesionarios.

Si decides adquirir una moto, no está de más tener en cuenta una serie de consejos a la hora de acometer su compra y de decidir cómo financiarla. A continuación describimos 10 puntos a tener en cuenta durante este proceso:

1.- Estudiar las opciones de financiación que hay en el mercado: existen varias formas de acometer la financiación de una moto, o bien a través de los préstamos que conceden las entidades financieras y de crédito o bien a través de las financieras de los concesionarios.

  • Préstamos concedidos por las entidades financieras y empresas de crédito. Existen tres tipos de préstamos bancarios que financian una moto: los que están específicamente diseñados para ello, los préstamos al consumo destinados para cualquier finalidad y los créditos rápidos.
  • Financiación ofrecida directamente por el vendedor. Como ocurre con los coches, los principales fabricantes de motos cuentan con sus propias financieras. Estas financieras suelen ofrecer cuotas mensuales ajustables y financiación de hasta el 100% de la moto. Los intereses que ofrecen las financieras suelen ser intereses fijos y el plazo máximo de amortización puede llegar a los 60 meses.

2.- Analizar las características de los préstamos destinados a financiar una moto. Es conveniente comparar la oferta considerando las características que mejor se adecuan a nuestras necesidades. Las condiciones de estos productos son bastante heterogéneas pero por lo general sus características más destacables son:

  • Plazos de amortización de 8 años como máximo.
  • Suelen financiar el 100% de la operación.
  • El importe máximo a financiar puede alcanzar los 60.000 euros.

3.- Conocer las modalidades de tipos de interés de los préstamos. La financiación para motos se puede hacer tanto con tipos de interés fijo como con tipo de interés variables:

  • Tipo de interés fijo: la mayoría de los préstamos para motos son a tipo fijo, con lo que el cliente pagará la misma cuota durante toda la vida del préstamo. Los concesionarios trabajan en su mayoría con tipos de interés fijo y no suelen ofrecer préstamos a interés variable.
  • Tipo de interés variable: son tipos de interés referenciados a un índice, normalmente el Euribor, al que se le suma un diferencial. Con este tipo de interés, la cuota mensual puede variar considerablemente. Las entidades financieras ofrecen préstamos tanto a interés variable como a interés fijo.

4.- Requisitos para financiar una moto. Los requisitos para conseguir un préstamo destinado a financiar una moto son similares a los que piden las entidades para cualquier otro préstamo:

  • Tener capacidad de endeudamiento para devolver el préstamo: la entidad estudia la capacidad del cliente para hacer frente a la devolución del crédito analizando sus ingresos periódicos, bienes y activos que componen su patrimonio, su situación financiera y si historial de crédito.
  • Ser mayor de 18 años: los menores de edad no pueden firmar un préstamo bancario a no ser que estén emancipados.
  • No estar en un fichero de morosos: en la actualidad, estar en un fichero de morosos, tipo ASNEF o RAI frena en seco la posibilidad de acceder a un préstamo.
  • Vinculación con la entidad: algunas entidades exigen al cliente que contrate con ellos más productos, como por ejemplo un seguro de vehículo. Es muy importante comprobar este dato porque puede elevar notablemente el coste de la financiación.

5.- Plazos para comprar una moto: es complicado encontrar préstamos para motos que pasen de los 8 años. Las ofertas de los préstamos para motos y de los préstamos al consumo suelen situarse en ese límite. Lo más normal es que establezcan un plazo de amortización de entre 48 y 60 meses. Es recomendable, siempre que se pueda reducir el plazo de amortización para así pagar menos intereses y dar una entrada para no tener que financiar el 100% de la operación.

6.- Documentos que exigen para conceder el préstamo: es importante saber cuáles son los documentos que va a exigir el banco a la hora de conceder un préstamo. Entre ellos están las dos o tres últimas nóminas -si el trabajador es por cuenta ajena- o la declaración del IVA del último ejercicio si el trabajador es por cuenta propia. Además, el banco va a solicitar la última declaración de la renta y patrimonio y cualquier otro justificante de ingresos. Por último, es necesario adjuntar una fotocopia del DNI o NIF.

7.- Calcular la financiación de una moto: es fundamental antes de aceptar una financiación conocer con exactitud cómo quedarán las cuotas a pagar. Puedes hacer uso de los simuladores de préstamos online para hacerse una idea aproximada de lo que vas a pagar cada mes. También es recomendable utilizar un cuadro de amortización en el que se verá qué parte de lo que se va a pagar corresponderá a amortizar capital y qué parte a pagar intereses.

8- Antes de firmar la financiación: antes de firmar un préstamo es necesario conocer al detalle cuáles son los términos del contrato. Los más habituales son:

  • TAE (Tasa Anual Equivalente): que representa el porcentaje anual que se va a aplicar a la operación. Para calcular la TAE hay que tener en cuenta el tipo de interés del préstamo, los gastos iniciales (comisión de apertura y estudio) y el fraccionamiento de los pagos.
  • TIN (Tipo de Interés Nominal): porcentaje de intereses que cobrará el banco por el préstamo.
  • Comisión de apertura y de estudio: porcentaje que se aplica al formalizar el préstamo.
  • Comisión por amortización anticipada: cantidad de dinero que cobra la entidad cada vez que el cliente amortiza parte del capital pendiente.
  • Comisión de cancelación total: comisión que el banco aplica si el cliente cancela el préstamo anticipadamente. Se suele imponer para que el cliente no refinancie lo que debe del préstamo en otra entidad.

9.- Gastos asociados a la compra de una moto: a la hora de planificar la compra de una moto, no sólo hay que tener en cuenta su precio, sino el resto de gastos que entraña la operación: el Impuesto de Matriculación, el Impuesto de Circulación, los seguros, y si se trata de una moto de segunda mano el Impuesto de Transmisión Patrimonial.

En muchas ocasiones, además, hay que tener en cuenta la equipación de la moto, como el casco, chaquetas y pantalones específicos para montar en moto y que suponen un importante desembolso.

10.- Promociones de las marcas: en la actualidad todos los fabricantes de moto tienen promociones en marcha. Por ejemplo, Honda tiene propio Plan Renove y descuenta de la moto nueva el valor de la moto usada. Otras marcas, como Vespa, también ofrecen promociones de descuentos en sus principales motos así como descuentos en los seguros. Lo que no hay es una ayuda del Estado específica para la compra de una moto. El reciente Plan PIVE sólo contempla la ayuda de hasta 2.000 euros por coche y no por moto.

Esta entrada fue publicada en Artículos y guías, Préstamos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Entradas relacionadas

Los comentarios están cerrados.

Bankimia.com no se responsabiliza de los comentarios que se publican.
No introduzcas datos personales o identificativos, tu comentario será público. Si cometes un error, o quieres un comentario envíanos un email a contacto@bankimia.com